Maracaibo, Venezuela -

Política y Dinero

Inflación se comió ingresos de la reforma tributaria

lunes 13/03/2017
11:03 AM
  • Daniela Urdaneta B.-Foto: Archivo

  • @versionfinal

  • Archivo

Las cifras mienten. El Servicio Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) reportó un incremento de recaudación de los impuestos durante el mes de febrero de Bs. 628,44 millardos, pero la realidad es otra para los expertos: una contracción significativa, al descontarle a ese ingreso nominal la inflación que deja al desnudo el poco ingreso con el que cuentan los servicios públicos del país.

“En lo que va de año, el ente recaudador ha sumado más de 1 billón 180 millardos de bolívares en recaudación, cifra que supera la meta establecida para el periodo enero-febrero de 686,78 millardos de bolívares, lo que representa un cumplimiento de 171,88 %”, reza un comunicado del organismo.

Al tomar los datos como el Gobierno los muestra, resulta un trabajo para aplaudir pero para contextualizar la recaudación nominal se debe ajustar a la inflación. Al hacer eso, se transforman los impuestos en bolívares a su equivalente en bienes y servicios: comida, medicamentos, vivienda, entre otros, es decir, la recaudación real.

“El Seniat hace alarde de que la recaudación tributaria alcanzó un cumplimiento de 178,45 % durante el mes de febrero, pero en término real disminuyó un 36,2 %, las cifras que ofrecen son nominales y en un país con una inflación anualizada de 741 % no se puede hablar de cifras nominales”, indicó Jesús Casique, Director Capital Market Finance.

La recaudación de impuestos aportará 83 % del total del presupuesto de la nación en 2017, calculado en ocho billones de bolívares (8.479.301.000.000). “El peso recae en todos los venezolanos y en un entorno tan difícil como el que está atravesando Venezuela, de depresión económica, es extremadamente difícil“, dijo.

La firma Econométrica mostró a través de un estudio realizado, que entre enero del 2016 y este año, la recaudación tributaria real cayó en un 43,8 EX%. Los ingresos de los distintos impuestos han descendido. En el caso del Impuesto al Valor Agregado (IVA), la contracción entre enero de 2016 a enero de este año fue de 52,6 %, mientras que la del Impuesto Sobre la Renta (ISLR) llegó a 21,1 %. La renta aduanera y el impuesto de importación cayeron 69,6 % y 66,5 %, respectivamente, lo que refleja la continua caída de las importaciones, la sobrevaluación del tipo de cambio y la aceleración inflacionaria.

La Ley de Impuesto sobre la Renta establece la obligación del Banco Central de Venezuela (BCV), de publicar en los primeros 10 días de cada mes, la variación y el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) del mes anterior. A pesar de eso, la misma no es ajustada de acuerdo a la inflación acumulada en el año determinado, sino que el ajuste reconocido por la Administración Tributaria es sustancialmente inferior a la tasa de inflación efectivamente expresada en los INPC.

“Las cifras ofrecidas se diluyeron con la inflación”, sostuvo Luis Crespo, profesor de economía de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

Brecha Fiscal La brecha fiscal se mantiene latente a la par de la merma de la recaudación tributaria, lo que obligará al Gobierno nacional a mantener su política denanciamiento del déficit fiscal a través del BCV.

piggy“El Gobierno está operando con un 25 % de déficit fiscal ha sido indisciplinado en la planificación del presupuesto 2017 porque la poca recaudación que son  los ingresos petroleros han diminuido de manera significativa, sin embargo, mantuvo la política fiscal establecida teniendo una contracción de sus ingresos y ha venido manteniendo ese ritmo de gastos apalancándose del BCV, utilizándolo como caja chica y eso es lo que ha llevado la impresión de dinero inorgánico y el BCV no está autorizado porque es un detonante de la inflación, además, ha sido utilizado también como caja chica de Pdvsa.”, sostuvo Crespo.

A juicio del economista y profesor de la Universidad del Zulia (LUZ), Gustavo Machado, el Ejecutivo no se ha planteado un giro y todo parece indicar que se seguirá recurriendo al BCV, mecanismo que agrava la crisis que enfrenta el país. Cifras del BCV muestran que entre finales de diciembre del año pasado y a finales de enero de este año, el financiamiento a Pdvsa pasó de Bs. 4,5 billones a Bs. 6,1 billones, representando un alza de 35 %, de acuerdo a los economistas, esa creación masiva de dinero para que el Gobierno termine cubriendo sus gastos, acelera aun más la inflación.

La Unidad Tributaria (UT) al cierre del 2015 se ubicó en Bs. 150, cuando su valor real, según el INPC debió estar en Bs. 240, esto es, subestimación de alrededor de 37,5 %. Lo mismo ocurrió con el ajuste de lo publicado en 2016, que fue fijado en Bs. 177, cuando su valor real debió estar en Bs. 670, esto es, una subestimación del 73,6 %. A juicio de los economistas, no existe un criterio técnico y marco jurídico legal para ajustar la Unidad Tributaria de Bs. 177 a Bs. 300 y la inflación se comió estos ingresos.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE