Maracaibo, Venezuela -

Política y Dinero

Enfermedades silentes de la economía

domingo 31/07/2016
3:48 AM
  • Rubenis González/ Foto: Archivo

  • @versionfinal

  • Archivo

Una inflación en 180, nueve por ciento para 2015 –la más alta en 17 añoses reflejo del rostro enfermo de la economía venezolana. Expertos la diagnosticaron, pero los responsables no los escucharon. Tras el primer semestre de este año el índice inflacionario despunta aún más y, a la par, el cuerpo lánguido, ojeroso y debilitado del país exhibe la enfermedad que padece.

Venezuela no consigue las medicinas y su mal evoluciona. El Gobierno aumentó la gasolina a Bs. uno y seis de acuerdo con su octanaje, devaluó la tasa preferencial cambiaria a Bs. 10 y aplicó un aumento salarial de 15 mil 51 bolívares en los primeros seis meses de 2016 con estos remedios. El paciente empeora.

datosversionfinalLas dolencias responden a las erradas políticas fiscal, monetaria y cambiaria, según el diagnóstico de tres economistas. Sugieren, para iniciar el tratamiento, desmontar el control cambiario, descentralizar el Banco Central del Venezuela (BCV) y consideran necesario someterse a la ayuda internacional. Esto con un alto costo político que el Gobierno no asume.

Su estado de salud es delicado. La valoración del economista Orlando Ochoa apunta a la urgencia de un viraje político, de resto, no se podrá asumir un plan de estabilización económica. “Necesitamos suplir el mercado cambiario, levantar las finanzas públicas y el sector privado, pero no hay manera de razonar ante un Gobierno que se ha abrazado a las ideas de la extrema izquierda”.

Los “estudios médicos” aún no le dan nombre a esta enfermedad: unos la califican como consecuencia de la “guerra”, otros de “crisis”… Lo cierto es que es similar a un cáncer a punto de metástasis. De acuerdo con la planificación y desarrollo de un país, Venezuela trae en su organismo enfermedades silentes que le generan más dolor y malestar.

datosversionfinalEl economista Enmanuel Borgucci advierte que además del desequilibrio en los indicadores macroeconómicos (cambiario, monetario y fiscal), la falta de inversión y planificación en cuanto al crecimiento poblacional, terminarán siendo los síntomas que impedirán que se reactive la producción nacional.

A esta teoría el experto en planificación y desarrollo Carlos Montero, rescata que el Gobierno sí ha invertido, principalmente en educación y salud, aunque reconoce que carece de calidad, control y supervisión, lo que termina afectando la salud de Venezuela a mediano y largo plazo.

Récipe

Leobaldo Molero, experto en desarrollo económico, recomienda darle uso e ciente a los recursos del Estado. Recalca que es deber del Gobierno administrar el gasto público en función de los servicios básicos para la población, por lo que la carencia de estas medidas mantiene a Venezuela “obsoleta”, en cuanto a infraestructura urbana y empresarial.

cifrasversionfinalMontero recalca que la actual política fiscal tiene un “exacerbado” gasto público, lo que alimenta los procesos inflacionarios -uno de los principales achaques del enfermo país- por lo que sugiere aplicar políticas de inversión dirigidas a las responsabilidades propias del Estado, servicios públicos básicos. “El Gobierno debe dejar de atender actividades que no le corresponden y que son propia de la actividad privada”.

De esta manera, el inversionista –empresa privada nacional e internacional- encontrará condiciones favorables y va a invertir. “El Estado tiene que tomar decisiones que generen confianza”, enfatizó Molero.

La historia clínica resume que si Venezuela no se somete a una severa intervención médica, no podrá levantarse de la cama. La producción sería insostenible sin las condiciones básicas para arrojar resultados.

infografiaversionfinal

 

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE