Maracaibo, Venezuela -

Política y Dinero

Emilio Nouel a VF: “Una intervención militar es desaconsejable”

El analista afirma que el país se encuentra frente a un Gobierno disfrazo de civil, pero comandado por militares

domingo 13/08/2017
4:44 AM
  • Daniela Urdaneta Balzán

  • @VersionFinal

  • Agencias

Al Gobierno nacional se le ha dificultado mantenerse en el ámbito internacional. Venezuela está aislada y pocos países le quedan como aliados, sostiene el abogado experto en derecho internacional y profesor de postgrado de la Universidad Metropolitana, Emilio Nouel.

Durante entrevista con Versión Final indicó que el Ejecutivo se encuentra arrinconado y marginado de la comunidad internacional. Destaca que el país se encuentra sometido a un Gobierno disfrazado de civil pero, comandado por militares.

—Luego de cuatro meses de protestas y represión desenfrenada, muchas miradas se tornan desde la comunidad internacional. Algunos critican que la diplomacia ha sido lenta en condenar la desaparición de la democracia en Venezuela. ¿Qué opina usted del trato que se la ha dado a la situación venezolana?

—El procedimiento ha sido muy lento porque es un mecanismo que requiere de la unanimidad y eso dificulta la ligereza en que uno quisiera que actuaran. Ponerse de acuerdo es difícil, sobre todo en las organizaciones donde hay muchos actores. Por ejemplo, en la Unasur son rápidas las decisiones porque son pocos los integrantes, situación distinta en la OEA. Esperar de los organismos internacionales decisiones contundentes es complicado, depende de los votos y los intereses.

—La OEA es la organización que ha evaluado más intensamente lo que está sucediendo. ¿Cuál es su valoración sobre el papel que han jugado los países miembros de y su secretario?

—La posición de Luis Almagro ha sido muy activa y sustanciada con los principios de la OEA, sobre todo en la defensa de la democracia y los Derechos Humanos, su posición ha sido correcta, aunque su conducta haya sido criticada por algunos porque ha ido más allá de lo que debiera ser un papel más neutral. En relación al conjunto de países es complicado porque hay opiniones distintas, sobre todo países como los del Caribe, que tienen 13 votos y eso trastoca las decisiones que se tomen, además, gozan de ciertas ventajas de la renta petrolera que les ha otorgado el Gobierno y que ha utilizado para neutralizarlos; hay otros que se abstienen, por eso no hubo resultados favorables en la última reunión.

—Existe un gran debate sobre si un régimen de sanciones efectivamente sería conveniente en el caso venezolano. ¿Tiene la Unión Europea margen de maniobra para aplicar sanciones?

—Puede aplicar sanciones de carácter económico porque se tienen relaciones financieras con países europeos como España, Francia, Italia, Alemania, hay muchos que pudieran de alguna manera sancionar pero no a Venezuela, sino a funcionarios en específico. Pueden sancionar así como lo ha hecho con el presidente de Rusia.

—Algunos consideran que Donald Trump está haciendo con Venezuela lo que debió haber hecho Barack Obama cuando era presidente, otros que sus acciones se quedan en discurso. ¿Cómo evalúa la posición del gobierno de Trump con respecto a Venezuela?

—El Departamento de Estado hasta ahora se ha pronunciado varias veces sobre la violación de los Derechos Humanos y el atropello a la Asamblea Nacional, las declaraciones que han hecho son cuestionando las acciones del Gobierno por lo que demócratas venezolanos pueden sentirse de alguna manera apoyados por los EE. UU.

—¿La presión internacional puede sacar a Maduro?

—La presión de la comunidad internacional debe intensificarse. Pero no es el único factor que pueda sacar al Gobierno. La presión interna es más decisiva, pero no la única. Lo internacional y lo nacional deben confluir para lograr una salida política pacífica, que obligue al Gobierno a entablar negociaciones y encaminar al país hacia la recuperación de la democracia y las libertades.

—¿Se imagina a EE. UU. paralizando el negocio petrolero o es imposible?

—No es descartable esa jugada, aunque no pareciera que a corto plazo se pudiera dar. Sería complicado para EE. UU. en los actuales momentos. Las consecuencias serían inimaginables para los venezolanos, sin excepción, no solo para el Gobierno.

—Las decisiones del Gobierno de abandonar la OEA y la fuerte represión que se vive, parecieran indicar que el régimen ha optado por la vía de la radicalización interna y el aislamiento externo. ¿En la actualidad es viable un gobierno latinoamericano aislado?

—El Gobierno venezolano viene aislándose desde hace bastante tiempo, son pocos los amigos que le quedan como: Bolivia, Nicaragua, Cuba, este Gobierno ya no se puede sostener en el ámbito internacional, es un Gobierno que se está arrinconando y marginando de la comunidad internacional, esa es una de las situaciones más críticas que tiene porque se está quedando sin apoyo, por eso hay tanta incertidumbre y lo que queda es que el Gobierno se siente y acepte las peticiones que se les ha hecho.

—Algunos cancilleres han asegurado que Venezuela no es un país con el cual se puede tener una relación normal. ¿Cómo interpreta estos incidentes?

—Tienen razón. ¿Cómo van a sentarse con una cancillería que lo que hace es insultar a los demás gobiernos?, que no respetan las normas internacionales, lo más lógico es que los demás no puedan y no quieran sentarse a mediar palabras con un Ejecutivo que no tiene palabra y viola los tratados internacionales.

—¿Hasta dónde alcanza la chequera de Venezuela como salvoconducto para evitar sanciones de la OEA?

—Ya no le queda nada a esa chequera. Los montos con los que disponía en otras épocas ya no los tiene, porque hay una producción petrolera caída, ya no están vendiendo su ciente petróleo, incluso ha dejado de regalar petróleo a países del Caribe y Cuba, ya no recibe la misma cantidad que antes, ya no tiene en el ámbito internacional quien le preste dinero, esa chequera ya no tiene fondos.

—¿Es una locura la intervención militar?

Una intervención militar de EE. UU. o de cualquier otro actor internacional es desaconsejable. La experiencia mundial nos enseña que tal acción nos llevaría a un infierno de ruina y muerte que lamentaríamos, y no sabemos cuándo saldríamos de ese horror.

—¿Qué evaluación hace del estado actual de la democracia en la región comparada con otros países?

—En cuanto a la democracia, Venezuela está muy mal parada, ha sido quebrada y alterada gravemente, no hay separación de poderes, no hay respeto a los Derechos Humanos de la población. Compararla con otros países resulta vergonzoso.

—Con la ANC Maduro ha superado una línea roja infranqueable ¿Qué opina sobre la convocatoria?

—Es inconstitucional. No cuenta con el consenso popular, están montando una Constituyente en contra de los venezolanos. Estudios demuestran que el 83 % de los venezolanos la rechazan y las bases comiciales manejan irregularidades. Es un gran fraude.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE