Maracaibo, Venezuela -

Política y Dinero

El plátano deja de ser el invitado especial de la mesa

Expertos en agronomía sostienen que este rubro debe costar 100 bolívares. La inseguridad asedia los campos productivos

lunes 24/07/2017
8:58 AM
  • Ronal Labrador Gelvis

  • @VersionFinal

  • Archivo

Hablar de desarrollo agrícola y seguridad alimentaria es hablar de Hugo Chávez Frías, fallecido expresidente de la República. Él insistió en los campos estratégicos para la transición hacia el socialismo y afirmó en una oportunidad que esto gestaría lo que denominó la “Venezuela potencia” en el ámbito alimentario para Latinoamérica y el Caribe.

Las ideas quedaron sobre la mesa, las acciones, en el olvido. Actualmente, la recuperación de tierras, la infraestructura, la ciencia, la tecnología, la organización de los campesinos, los sistemas de riego, las maquinarias, y los financiamientos, son las principales carencias de los sectores productivos que aquel líder revolucionario prometió impulsar.

El plátano, uno de los principales alimentos de los hogares zulianos, es otro de los ausentes de la escasa lista alimenticia. Abastos populares venden este producto de la tierra entre 800 y hasta 1.000 bolívares, alejándolo del alcance de los ciudadanos que lo consumían como sustituto de la harina precocida. Expertos en materia económica y agrónomos sostienen que el plátano debería costar 100 bolívares, a su juicio, cada individuo debe consumir diariamente al menos un plátano.

“No sé qué tendremos que tachar de la lista de alimentos el día de mañana, tacharemos el hambre para ver
si así sobrevivimos”, con esta filosófica frase, Alfonso Sanabria, expresa el sufrimiento a la hora de comprar alimentos. “La situación se agrava, primero nos quitaron la harina precocida y ahora los sustitutos, el plátano era algo que se podía comprar para sustituir la arepa pero ya no se puede”.

Oswaldo Márquez, vocero principal de la Asociación de Plataneros del Estado Zulia, dijo que por la incertidumbre que se vive en el país y los índices inflacionarios se incrementan semana tras semana los precios del plátano. A esto se suma el cobro de peaje por parte de grupos vandálicos que aprovechan las protestas de la oposición, el pago al crimen organizado (vacunas), y la fijación de precios de los productores, quienes alegan que cada vez es más cuesta arriba sembrar por la falta de agroinsumos.

“Los productores se quejan por la falta de insumos, los distribuidores denuncian el acoso de los malandros
y el gasto millonario que tienen en los repuestos, continúan los robos en las carreteras, esta semana reportamos el ataque a varios camiones donde fueron heridos varios de nuestros colegas”. Márquez advierte que dentro de pocos días no llegará plátano a Maracaibo por el temor que poseen los distribuidores.

Problemas de producción

Juan Nava, ingeniero agrónomo y experto en el manejo de musáceas, asevera que un plátano de calidad y de buen tamaño debe costar Bs. 100. El también profesor de la Facultad de Agronomía de la Universidad del Zulia (LUZ) indica que en las unidades productivas reportan robos de hasta 100 racimos de plátano. Cabe destacar que un racimo puede contener 40 o 50 unidades, lo que representaría una pérdida de cinco mil piezas. “Hay una serie de problemas, la ausencia de fertilizantes, como la urea que tiene un compuesto de 40 % de nitrógeno que ayuda al crecimiento de la planta y las alcabalas están deteniendo a la gente que la transporta porque se necesita un permiso y una factura que deben emitir los distribuidores. Nava explica que la inseguridad está azotando a los productores quienes están abandonando el oficio. Además, señala que de 50 mil hectáreas que se sembraban en Sur del Lago, escasamente, hoy día se alcanzan las 30 mil, lo que indica una disminución del 40 % de la actividad agrícola de este sector.

En su familia son ocho. Medio plátano a la hora del almuerzo para cada uno implica un gasto de cuatro mil bolívares. Y si se tratase de una cena, serían dos plátanos para cada integrante, ahora, la inversión se duplicaría a ocho mil. Alfonso Sanabria, cuenta que la tragedia regresó a su presupuesto porque este costo iguala al de un paquete de harina precocida que dejó de comprar hace meses. “En esta crisis si no te agarra el chingo te agarra el sin nariz, es increíble cómo tratamos de esquivar los altos precios y resulta que hasta en un simple plátano que costaba 200 bolívares hemos visto los incrementos fuera de serie, esto es angustiante”.

Alberto Castellano, director del Instituto de Investigaciones de la Facultad de Economía de la Universidad del Zulia, sostiene que este rubro era un sustituto de la arepa por su accesibilidad, pero en las últimas semanas, la inflación ha disparado los precios producto del nuevo aumento salarial decretado por el presidente Nicolás Maduro. “El venezolano está quedando sin opciones, la carencia de agroquímicos, la delincuencia, y la crisis del país están generando que los productos de la tierra tengan una caída drástica en su producción, lo que hace que el bien final se incremente y perjudique a los consumidores”.

Negocio insostenible

Distribuidores de plátano cuentan que el negocio es insostenible. Lamentan tener que pagar “vacunas” hasta a tres bandas delictivas para poder transportar este rubro hasta la ciudad de Maracaibo. El gasto del flete del camión cuesta Bs. 500 mil, en obreros gastan otros 500 mil, en pago a los delincuentes 150 mil, y, de paso, deben repartir 15 plátanos o más en cada alcabala durante el trayecto.

“Me ha tocado pasar por 15 alcabalas y en todas me piden que les regale plátanos, las vacunas también me suben las cuotas y ahora se presenta que los malandros cobran peaje durante las protestas y me han llegado a quitar hasta 20 mil bolos para dejarme pasar, por todo esto estamos incrementando el costo de los plátanos”, detalla Robert Álvarez distribuidor de plátano. Vendedores de este rubro esperan una “Hora cero” donde avizoran una paralización en la distribución de plátano, por los innumerables problemas que enfrentan para su comercialización.

Juan Nava, catedrático de LUZ, añade que un plan sistemático que reúna profesionales de la agronomía, productores y la participación del Gobierno nacional y regional resolvería los embates que esta actividad agrícola posee.

El señor Sanabria espera que la crisis económica no se acentúe en otros rubros, con esa atesorar la esperanza de que las condiciones puedan mejorar. “Los gobiernos pasan pero el hambre queda, espero que en Venezuela ocurra algo distinto, que tanto como el hambre y el Gobierno se vayan de una vez por todas”.

Endrick Gutiérrez, estudiante universitario

Compré un plátano en 900 bolívares, y hace dos días lo había comprado en 750, lo peor es que no tengo pa’ la harina y me toca comprarlos para resolver.

Karla Antunez, administradora

Esta odisea que vivimos es culpa del Gobierno de Maduro que nos tiene pasando roncha, ¿Qué carrizo vamos a comer si todo está aumentando?.

Oswaldo Márquez, presidente de la Asociación de Plataneros

La inflación acaba con todo, las ventas bajan todos los días, no sabemos cómo terminará esto, estamos trabajando con más pérdida que ganancia.

Robert Álvarez, distribuidor de plátano

El costo de los plátanos sube por todo lo que uno tiene que hacer para vender, pagar vacunas y peaje en las guarimbas, y repartir mercancía en las alcabalas.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE