Maracaibo, Venezuela -

Política y Dinero

El “efectivo” le gana la batalla al Gobierno en Las Pulgas

Los marabinos acuden a este centro de ventas en busca de la economía porque esta forma de pago equivale a “obtener más por menos”. Compradores aseguran que reciben rebajas entre 50 y 60 % en el costo con el billete en mano. Si adquieren el producto con dinero plástico se duplica el precio

lunes 02/04/2018
5:16 PM
  • Javier Sánchez

  • versionfinal

  • Alejandro Paredes Pérez

A pesar de los controles que anunció el Gobierno regional desde hace más de tres meses con el apoyo de la Guardia Nacional Bolivariana, los pagos con dinero efectivo, por ahora, le siguen  ganando  la batalla al dinero “plástico” para abonar las compras en los principales mercados de Maracaibo, incluyendo Las Pulgas, Los Plataneros y La Curva de Molina, por citar tres de los más emblemáticos, donde las ofertas son mayores porque el consumidor llega a ahorrar más de un 50 por ciento.

“Para ahorrarme parte del sueldo cuando hago la compra semanal, sobre todo en la comida, tengo que encontrar hasta por debajo de las piedras el preciado efectivo, de lo contrario, no tengo vida”. Esta fue la primera expresión que recogí de Rafael Padilla  al entrar al mercado Las Pulgas.

La visita  aquí se hace cada vez más difícil para los ciudadanos, las barreras de los consumidores se inician con los altos precios y concluyen con la dificultad para cancelar”, señala Padilla, asiduo visitante al mercado favorito todos los lunes,  quien no salía del asombro al comparar los precios que se ofrecen en este principal centro de ventas con los de su abasto más cercano del barrio donde vive. “Me vengo para acá para que me rindan los cobres, aunque paso penurias para conseguir los biyuyos”, exclamó.

Ahora bien, aquí todo es un negocio y el centro de atracción es el billete en mano. “Te venden a bajo precio los productos de consumo diario y en el mismo mercado esa inmensa cantidad de dinero en pacas se comercializa a otros con márgenes de ganancias que superan el cien por ciento y con esto no ha podido ni Rosales ni Arias ni mucho menos Omar Prieto, quien dijo en campaña que acabaría con lo que llamó las mafias”, dijo el visitante del concurrido mercado que atendió a los reporteros de Versión Final.

Marta Salgado, un ama de casa que va en busca de la economía y adquiere frutas y azúcar para preparar cepillados y tetas, señaló: “Aquí puedo comprar mucho más productos por menos. Yo me gano la vida vendiéndolas en mi casa y adquiero lo básico para atender a mi familia a precios  muy por debajo de los que ofrecen los que comercializan con pago de tarjeta.”

El azúcar se vende  en 63 mil bolívares el kilo con plata en mano y si es por punto cuesta 135 mil bolívares el kilo. Un  paquete de un kilo de pasta cuesta 145 mil bolívares si se cancela de igual  forma, pero si es a través del sistema electrónico supera los 340 mil bolívares, mientras que el kilo de arroz se oferta en 115 mil bolívares con plata en mano y 230 mil bolívares a través de otra forma de cancelación.

Durante un recorrido realizado hoy se puede observar una amplia variedad de productos a precios tentadores. Comerciantes formales e informales tienen a disposición mercancía variada para sus visitantes, desde alimentos, condimentos, productos de limpieza, de tocador, entre otros, pero con la advertencia: “No hay punto”  (seña de que no hay forma de pago con tarjetas ni transferencias).

Por ejemplo, la venta de huevos abunda en cada una de las esquinas. Al preguntar a tres comerciantes informales el precio del cartón de 30 unidades se ubicaba desde 200 mil, pero cancelándolos “chan con chan”. Julio Morales, un comprador rutinario de este sitio de ventas, dijo que el precio por esa misma cantidad se ubicaba entre 600 mil y 700 mil bolívares en supermercados y abastos cuando se paga con débito o crédito.

Lo mismo sucede con otro alimento como lo es el plátano. El kilo se consigue en 65 mil, pero algunos comerciantes informales lo ofrecen por combos, es decir de cinco, siete y hasta 10 unidades, y de acuerdo al tamaño los venden desde tres mil hasta cinco mil bolívares la unidad, cuando se trata de pago en efectivo, mientras que al cancelarlo de otra forma  en distintos sitios de venta, su precio se eleva al punto de que un “amarillo” o “verde” puede costar entre Bs. 20 mil y Bs. 25 mil, según lo expresó Tubalca Morillo, quien realizaba unas compras en el mercado de los plataneros, ubicado en la avenida Libertador.

Ahorro de un 50 %

Adquirir la cesta básica alimentaria resulta más económica cuando se compra con dinero “constante y sonante”, con un ahorro de hasta un 50 por ciento en la mayoría de los productos y en algunos hasta en más de un 60 % como el caso de los detergentes y desinfectantes.

Luis José Trujillo, vendedor de cebolla, ajo porro, perejil, cebollín, acelgas (en paquetes), expresó que en Las Pulgas el dinero efectivo es una “joya”. Todo el que vende algún rubro está tras esa forma de cancelación, “yo vendo el combo de dos paquetes, uno de cebolla en rama y otro de cilantro en 80 mil bolívares si lo cancelan en billetes que no sean ni de 50 mil ni el “marrón”, sino de los nuevos  y si es por punto, los vendo en 160 mil bolívares”, explicó.

 

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE