Maracaibo, Venezuela -

Política y Dinero

Distorsión económica hace colapsar cajeros automáticos

lunes 04/07/2016
12:40 AM
  • Rysser Vela Capó/ Foto: Karla Torres

  • @versionfinal

  • Archivo

El aumento de la masa monetaria circulante, el acelerado crecimiento de la tasa inflacionaría y las políticas de la banca venezolana enrumbadas hacia el desuso de papel moneda, son factores que han confluido entre sí para hacer del retiro a través de cajero automático, un calvario diario. Es por ello que la emisión de billetes de 500, 1.000, 2.000 y hasta 5.000 bolívares podría ser una medida que alivie la alta demanda de efectivo, más no la solución definitiva.

datosversionfinalLuis Bravo, presidente del Colegio de Economistas del Zulia, asegura que la masa de dinero circulante es el factor que menos incide en la insuficiencia de efectivo que dispensan los cajeros automáticos, porque a su juicio hay su ciente dinero físico “porque los billetes en circulación dependen de las reservas que posea el país y en este momento las nuestras son superiores a los 12 mil millones de dólares”.

Según cifras oficiales del BCV la masa monetaria circulante es de cinco mil billones de bolívares, una gran cantidad de unidades pero solo en cuanto valor nominal, porque según el profesor de macroeconomía de la Universidad del Zulia, (LUZ), Emanuel Borgucci, la hiperinflación que vive Venezuela ha hecho que los precios se hayan disparado de tal manera que las piezas monetarias disponibles en este momento no sean las adecuadas.

Porque ya es muy poco lo que se compra con un billete de 100 y vemos cómo las monedas de un bolívar han desaparecido porque no tienen ningún poder adquisitivo. Es por eso que hay que ampliar el cono introduciendo billetes de 500 o 1.000 Bolívares, pero para el Gobierno nacional eso signi ca tener que reconocer que la in ación llegó para quedarse”, sentencia Borgucci.

Sobre la tasa de inflación en Venezuela, la última cifra publicada por el BCV fue de 180,9% en correspondencia al año 2015. En lo que va de año no hay cifras oficiales pero el Fondo Monetario Internacional (FMI), pronostica un aumento de 500% durante el 2016.

El profesor Borgucci argumenta que “los cajeros automáticos trabajan con cartuchos, que utilizan básicamente dos denominaciones de billetes a pesar de que la capacidad es grande la demanda del público por el uso del cajero es enorme y eso hace que los cajeros se vacíen rápido”.

Un ejemplo de ello es que de emitirse billetes de Bs. 1.000 unos 10 de este tipo ocuparían un espacio en los cartuchos que equivale Bs. 10 mil. Mientras que unos 10 billetes de 100 bolívares solo suman Bs. 1.000 por lo que el efectivo por cada cajero automático rendiría 10 veces más, aun cuando la banca no aumente los límites de dispensación diaria que proveen los dispositivos.

Operatividad Bancaria

“Los bancos no amplían el límite diario de entrega de efectivo porque la gente lo coparía de inmediato y eso va a crear presión en la liquidez de los bancos, sin mencionar que el fajo de efectivo con el que andaría la gente sería una cosa muy notoria y peligrosa por los altos índices de inseguridad en el país”, expresa el especialista en macroeconomía.

Una fuente ligada a la banca privada que pre rió resguardar su identidad coincide con Borgucci en que el aprovisionamiento de los cajeros debe realizarse unas dos veces al día, para que haya dispensación las 24 horas, sin embargo, la excesiva demanda de efectivo ameritaría un infectarle billetes a los cajeros hasta cuatro veces al día, lo que generaría gastos de transporte y más tiempo invertido en los balance y conteos.

“Incluso hasta las remesas (efecttivo), que llegan a las agencias bancarias se ha reducido de cuatro a dos por semana, haciendo incluso que el cliente solo pueda retirar máximo 5 mil bolívares por taquilla, porque, precisamente, producto de la inflación los costos que paga el banco por trasladar dinero cada vez son más altos”, detalla el informante.

Tecnología y cultura

Para el economista Luis Bravo prescindir del efectivo es un tema de innovación. “Nuestra cultura, especialmente la del zuliano, es manejar mucho el efectivo, pero la política de la banca mundial está orientada hacia el dinero plástico, hacia las tarjetas de débito y crédito porque mientras menos uso haya de efectivo hay mayor garantía de seguridad y el banco disminuiría sus gastos en gran medida”, expresó.

La fuente ligada a la banca en Venezuela, le informó a Versión Final que aunque si bien es cierto que la banca busca que el cliente haga sus transacciones mediante tarjetas, transferencias y sistema automatizado telefónico hay una contradicción ante este planteamiento.

“Porque se busca tecnologizar la banca pero la falta de divisas y baja actualización de la plataforma telefónica hace difícil que esto ocurra, entonces hay un estancamiento, porque ni le ofrecemos la plataforma de manera óptima para que deje de depender del efectivo, pero tampoco le podemos brindar mayores cajeros automáticos u ofrecer mayores límites para retirar efectivo y eso puede notarse cuando ahora en cada comercio hay un letrero que invita al cliente a hacer avances en efectivo, pero dejándole al establecimiento un alto porcentaje”, concluyó la fuente.

 

 

 

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE