Maracaibo, Venezuela -

Política y Dinero

Desconfianza y sanciones de EE. UU. conectan al petro a un respirador artificial

El analista Orlando Cuicar advierte que en el mercado financiero internacional la incertidumbre en cuanto a la inversión de la moneda venezolana se acentuará

miércoles 21/03/2018
5:02 PM
  • Kalena Dávila Méndez

  • @versionfinal

  • Archivo

A poco más de un mes de su nacimiento, el petro no abandona el paredón. Este martes, el Gobierno de Estados Unidos mediante orden ejecutiva, prohibió a los ciudadanos norteamericanos transar con cualquier tipo de moneda digital emitida por el Gobierno de Venezuela.

El Ejecutivo estadounidense consideró que con el lanzamiento del petro, el gobierno de Nicolás Maduro busca mantener “su régimen dictatorial” y, al mismo tiempo, “eludir las sanciones financieras” que desde la Casa Blanca se han emitido contra más de 60 funcionarios relacionados con el alto mando madurista.

Horas más tarde desde Miraflores se emitió un comunicado donde se calificó la medida estadounidense como “violatoria de la Carta de las Naciones Unidas los principios más elementales del derecho internacional”.

Desde el mundo de los inversionistas en monedas digitales, Daniel Hurtado, quien comercializa con criptomonedas desde hace más de un año, confiesa que al principio se consideraba transar con el petro por las características que previo a su lanzamiento oficial se ofrecían, como ser descentralizada y manejada con la plataforma blockchain.

A una semana de la preventa, el Gobierno cambió el panorama e hizo que desconfiáramos del funcionamiento. Ahora, con la oleada de sanciones mucho menos nos atreveríamos a invertir. Existen riesgos de que al cambiar esa criptomoneda por dólares a un banco norteamericano ellos vayan a procesar a bloquearnos las cuentas, expresa Hurtado.

Orlando Cuicar Ortiz, contador y analista económico, consideró que el decreto estadounidense le resta credibilidad a la criptomoneda venezolana, pese a que en Estados Unidos no existe ningún tipo de regulación respecto a las monedas digitales tradicionales como el bitcoin o el etherium.

Los mercados financieros norteamericanos se abstendrán de poder hacer adquisiciones con este tipo de moneda. El petro queda a discreción de otros países que no utilicen el comercio norteamericano para adquirirlo como Rusia, países asiáticos y latinos, resaltó.

Cuicar puntualiza que se trata de una medida de alerta a los empresarios internacionales ante la situación de default de Venezuela y sus problemas con el pago de la deuda externa. En ese sentido, precisa que se acentuaría la incertidumbre en los proveedores que intentan transar con el país caribeño con un banco norteamericano de por medio.

El petro es un cúmulo de muy buenas intenciones y un instrumento que se ve novedoso por sus respaldos en reservas petroleras, pero carece de legitimidad porque ha sido rechazado por la Asamblea Nacional, agrega el analista.

No obstante, cuestiona que la moneda respaldada en petróleo mantenga desinformación en cuanto a su funcionamiento. Destaca que aún se desconocen las garantías que tiene la persona que quiere adquirir el petro para posteriormente transar con moneda dura como el dólar o el euro.

“El Gobierno debe garantizar la vialidad de la moneda y promover que esta se pueda transar con empresarios que no utilicen bancos norteamericanos de intermediario como las empresas brasileñas, rusas o españolas que operen con Venezuela. La gran pregunta de los mercados internacionales es: ¿será viable la conversión del petro en otra moneda? De ser así, podría sobrevivir”.

Por su parte, el economista Helímenas Espina dista con su posición y sostiene que “el petro no se va a ver afectado con esas acciones porque, en su naturalidad, es descentralizada, transparente y se puede negociar de manera libre sin la intermediación financiera tradicional a través de los bancos centrales”.

Espina atribuye el lanzamiento del petro a una “jugada astuta” por parte del Gobierno venezolano para “evitar y esquivar el bloqueo financiero al que estamos sometidos”.

Explica que la divisa petrolera nació con pretensiones de estabilizar el financiamiento de la economía mundial, por lo que reitera la necesidad de crear un tribunal internacional que proteja las medidas económicas venezolana de una “moneda que desde 1971 no tiene ningún respaldo, como es el dólar”.

Rusia respalda

Otra de las potencias mundiales más importantes como Rusia respalda el funcionamiento de la moneda digital venezolana desde sus inicios, según reseñó ayer la revista Time. En la publicación, se aseguró que funcionarios y empresarios rusos están involucrados en el impulso del petro.

Cuando Rusia dice que respalda al petro le da cierto piso de credibilidad, el problema es que la mayoría de las transacciones comerciales que se hacen en Venezuela son con bancos norteamericanos y empresas relacionadas con este país, añade el analista Orlando Cuicar.

Para el experto, el aval de los rusos no representa un peso de mayor importancia con relación al decreto estadounidense, pues especifica que los negocios entre Venezuela y Rusia son mínimos y abarcan solo algunos aspectos de comercio petrolero y el negocio de armamento militar.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE