Maracaibo, Venezuela -

Política y Dinero

El desabastecimiento afectará a 70% de la población

jueves 06/10/2016
5:32 AM
  • Valerie Nava

  • @versionfinal

  • Archivo

En vista de la aprobación por parte del ejecutivo nacional, del decreto que reserva al Estado el derecho de adquirir 50% de la producción agroalimentaria pública y privada para ser distribuida por los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), Francisco Martínez, presidente de Fedecámaras, aseguró que se empeorará el desabastecimiento de alimentos que padece el país.

“El Gobierno tiene la tendencia de hacer intervenciones disfrazadas. Está obligando al empresariado a que parte de su producción sea única y exclusivamente para los canales de distribución establecidos por ellos (…) Esta medida va a propiciar una tendencia de anaqueles más vacíos en todos los comercios”, sentenció Martínez.

Además, consideró que los CLAP no son la solución a los problemas que tienen los venezolanos. “La distribución de los CLAP nunca va a ser suficiente, ni mucho menos e ciente como para lograrlo”, y destacó que el error que el Gobierno comete es centrarse en aplicar medidas para fortalecer la distribución, en vez de la producción.

“Se sigue insistiendo en ir en la ruta equivocada, frenando la producción”, expresó el empresario sobre la falta de soluciones en cuanto a la desaparición de los productos de la cesta básica en los comercios, agregando que los CLAP no son el mecanismo que solucionará los problemas de los consumidores venezolanos, pues según Martínez, estos consejos no cuentan con la capacidad para atender la demanda del país.

El problema es la producción

El presidente Nicolás Maduro, destacó al momento de hacer el anuncio, que el sistema de los CLAP garantiza que los alimentos lleguen a los hogares, agregó que esta medida debe empujar a todos los sectores a mejorar la producción nacional de manera estable y sostenida.

Sobre esto, Werner Gutiérrez, exdecano de la Facultad de Agronomía de la Universidad del Zulia (LUZ), expresó que uno de los problemas que sigue persistiendo en el territorio venezolano es el de la producción de alimentos.

“La medida que anunció el Gobierno es simplemente reservarse para si, la poca cantidad de alimentos disponibles en Venezuela, es decir, que le vamos a generar a un sector importante de la sociedad mayor inaccesibilidad a los alimentos”.

Gutiérrez agregó que en encuestas, se ha evidenciado que solo los CLAP lograrán atender 30% de las necesidades de la población, por lo tanto, con esta medida, se dejará al 70% restante con una situación agravante en cuanto a déficit de alimentos.

“Hay una persistencia en seguir actuando de manera insensata e irresponsable en cuanto al problema real del país. No hay suficiente producción de alimentos en Venezuela, y el Gobierno dentro de las agroindustrias y tierras que tiene bajo su control, no produce alimentos, entonces va a ir ahora por el poco alimento que produce el sector privado”, enfatizó.

El agrónomo contextualizó la situación productiva del país con la situación en la elaboración y distribución de la harina de maíz, de las cuales se necesitan 90 mil toneladas para poder garantizar el abastecimiento a todos los hogares venezolanos.

Empresas Polar produce 50% de esas 90 mil toneladas. Dicho esto, el Gobierno debería estar produciendo las otras 45 mil toneladas por medio de las 18 plantas que fabricó a través del convenio con Irán, y las otras seis plantas que tiene intervenidas, es decir que se tienen 24 plantas disponibles para producir harina de maíz y no está llegando por ningún tipo de medio distribuidor”, explicó.

Sustentó que a pesar de la crisis que arropa al país, de cada diez kilos de alimento, ocho provienen del sector privado.

Es decir que el Gobierno solo produce dos kilos, y de esos ocho kilos que produce el sector privado se va a reservar cuatro, lo que quiere decir que le vamos a agravar el problema al otro 70% de la población que no obtiene las bolsas que reparten los CLAP, y sufrirán más por no poder accesar a los alimentos”.

Total control de alimentos

Por su parte, Carlos Dickson, presidente de Fedecamaras Zulia, expresó que el decreto del presidente es una rati cación de lo que ha ocurrido en los últimos años. El Gobierno tiene control de la venta, distribución y asignación de los alimentos, ya que todas las industrias de estos rubros están bajo supervisión de funcionarios civiles y militares”.

Los mercados tienen meses que no reciben productos regulados, ya que estos son desviados o distribuidos a los CLAP, los cuales presentan una de ciencia, pues no existe una frecuencia segura en los despachos y distribución de las bolsas a los habitantes”, expresó.

Mientras se mantienen divididas las opiniones sobre esta decisión del Gobierno de aportar 50% de lo que produzca el sector agroalimentario al programa CLAP, se espera que los encargados de ejecutar el proyecto, Rodolfo Marco Torres, ministro de Alimentación y el presidente del Banco Bicentenario, Miguel Pérez Abad, anuncien la fecha de la implementación.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE