Maracaibo, Venezuela -

Política y Dinero

Colas evidencian baja producción de combustible

lunes 13/06/2016
3:39 AM
  • Rubenis González/ Foto: Humberto Matheus

  • @versionfinal

  • Archivo

El Chip y los racionamientos eléctricos han sido los culpables hasta hoy de las constantes colas en las estaciones de servicio del estado Zulia, pero de acuerdo a denuncias que vienen haciendo eco desde inicio de año, la falta de producción de combustible en las refinerías del país es el principal culpable que cada día sea más difícil conseguir gasolina.

Abdenago Díaz, secretario general de las estaciones de servicios en el Zulia, informó que el suministro de combustible de Pdvsa occidente ha mermado en un 40%.

“En una estación de servicio de cinco surtidores que deberían suministrar cuatro gandolas al día, sólo están llegando dos. Y las más pequeñas con tres o dos surtidores, de dos gandolas, sólo envían una al día”.

Lo que para el venezolano se define como escasez de gasolina, para los expertos petroleros se traduce en el caos de las refinerías de Venezuela, en vista que la baja producción cada día se acentuará por falta de mantenimiento a las plantas.

Importación

Iván Freites, secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros y Gasíferos del estado Falcón, explicó que el problema que tenemos en cuanto a las refi nerías es que no hubo inversión para los mantenimientos preventivos, correctivos, paradas de plantas, “porque no hay materiales, no hay repuestos con qué asumir los mantenimientos”.

Ante esta situación, el sindicalista ha venido denunciado la importación de combustible. “Nos hemos convertido en unas receptoras de lubricantes para mezclarlos en Venezuela. Nafta, alquilatos y butano. Diariamente llegan dos buques a puertos venezolanos”, dijo.

“Estamos importando entre 100 mil y 150 mil barriles de gasolina por día. Vienen cargamentos de EE. UU., España, La India y esto valorado entre 70 y 90 dólares por barril, cifra que asciende a 10 millones diarios que sale de la caja chica de Pdvsa hacia el extranjero”, añadió Freites.

Colapso financiero

El diputado de la Asamblea Nacional (AN), Luis Stefanelli, presidente de la Comisión de Industrias, Comercio y cifrasversionfinalTurismo también reforzó la denuncia contra Pdvsa. “En Paraguaná –me imagino que en otras refinerías harán lo mismo- ingresan aceite, gasoil de bajo nivel de azufre, nafta, y lo mezclan como si lo estuvieran produciendo ellos”.

El parlamentario catalogó a Pdvsa como “una caja negra” en la que se desconocen cuáles son los negocios que realiza, sin embrago, al conocer por fuentes internas de la industria que se está importando gasolina incluso para el consumo interno del país, se mostró preocupado por las “grandísimas” pérdidas y el endeudamiento “monstruoso” de Petróleos de Venezuela.

“Lo único que salva a la estatal petrolera de una declaración de quiebre es que incluyen artificiosamente como activos las reservas petroleras, pero los activos no respaldan la deuda actual. La deuda supera los activos en estos momentos”, por lo que consideró previsible un colapso en los números de la empresa.

Enfatizó que los Complejos Refinadores de Venezuela, “están totalmente destruidos”. Según evaluaciones de expertos, en Paraguaná sería más fácil hacer un complejo refinador nuevo que reparar los existentes.

Refinerías enfermas

Emilio Herrera, experto en procesos de refinación con más de 10 años de experiencia en el CRP, recordó que desde el pasado 9 de mayo se anunció que refinería El Palito entraría en una parada de “mantenimiento mayor” de 45 a 60 días, por lo que en estos momentos no suma barriles de producción criolla de gasolina. Sin embargo, su capacidad de producción es de 70 mil barriles por día (bpd), de los cuales antes de la parada solo se estaban obteniendo 30 mil bpd

En el caso del Complejo de Refinación Paraguaná (CRP), Amuay funciona “intermitente, tiene un problema con un catalizador que ha venido dando lidia desde el 2010”, comentó Iván Freites al indicar que procesa 70 mil bpd de 180 mil que debería producir.

Mientras que Cardón de 180 mil bpd, actualmente logra 30 mil bpd. Números similares con refinería de Puerto La Cruz, que tiene una capacidad de 60 mil bpd, catalogada por Herrera como “una cafetera”. Actualmente está en proceso de ampliación.

Iván Freites explica que para lograr los octanajes que se comercializan el combustible pasa de la planta que catalítica (primer paso), a las plantas de alquilación (totalmente paradas en Venezuela), por lo que se recurre a importar algunos componentes para terminar de hacer las mezclas en tierra venezolana y obtener el grado 91 y 95 octanos.

 

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE