Maracaibo, Venezuela -

Política y Dinero

Carlos Larrazábal a VF: “La Constituyente bloqueará aún más nuestra economía”

“La ANC quiere imponer el Plan de la Patria y por el Plan de la Patria es que tenemos esta terrible crisis socioeconómica”

Domingo 06/08/2017
6:18 AM
  • Ronal Labrador Gelvis

  • @VersionFinal

  • Eleanis Andrade

Carlos Larrazábal, nuevo presidente de Fedecámaras, afirma que el gran reto que tiene el gremio es la salida de la crisis económica que atraviesa el país. Con más de 30 años de experiencia en el campo empresarial ha sido presidente de Conindustria y 2do vicepresidente activo desde el año 2003 en Fedecámaras.

Es un versado economista egresado de la universidad de Carabobo que apuesta por la recuperación de Venezuela. Para el Repiqueteo de Versión Final contó parte de su plan de trabajo y cómo lo afrontará con la instauración de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

— Nicolás Maduro, presidente de la República prometió que con la Constituyente se reactivará la economía en Venezuela. Que con ella se vencerá la “guerra económica”.

— En un proceso Constituyente, con las características que se propusieron, no hay seguridad jurídica y eso no atrae la inversión, sino que lo asusta. La Constituyente sólo es la salida que busca el Ejecutivo nacional desde el punto de vista político, con la cual se quiere imponer el Plan de la Patria como parte de la Constitución, pero la realidad es que el Plan de la Patria nos trajo a la situación actual. ¿Las causas de la situación actual ahora las conviertes en derechos constitucionales? Por eso ya nos imaginamos cual será el resultado.

La Constituyente no puede discutir, por ejemplo, las vías para establecer beneficios para que
a una familia le den una bombona de gas o una bolsa CLAP. El derecho constitucional debe ser que tengamos un modelo económico que garantice el trabajo digno y bien remunerado, que como profesional y trabajador, el ciudadano puede ir a la bodega de la esquina y comprar como era antes. No es posible que pretendan establecer en la Constitución la causa que nos trajeron estas penurias. Aquí no hay guerra económica. Han expropiado más de 1.500 negocios, más de 5,2 millones de hectáreas. La guerra económica es, de hecho, contra todas estas empresas que eran privadas y que ahora no producen.

—¿Fedecámaras se sentaría a debatir ideas económicas con la Constituyente?

— El Gobierno sigue insistiendo en la ANC cuando realmente todos estamos convencidos de que no solventará ninguno de los problemas que afectan la calidad de vida de los venezolanos, más bien los va a profundizar. La ANC no abarca los problemas fundamentales del país. La forma en que se dieron los resultados está generando un gran rechazo a nivel mundial y esto bloqueará aún más la economía venezolana, nos creará más problemas internacionales de todo tipo, entre ellos pérdida de credibilidad y confianza. Esto afecta no solo a la empresa privada sino a todos los venezolanos.

Habrá mayor inflación e incertidumbre. El diálogo del Gobierno es invitar a los empresarios a un auditorio. Allí les dan un discurso de cinco horas para que luego digan que eso fue un diálogo. El diálogo es demostrar que están dispuestos a cambiar y a rectificar en pro del bienestar de todos los venezolanos y no lo hay.

— Hinterlaces estima que 75% de la población está de acuerdo con el modelo socialista, ¿Cree usted que esta cifra coincide con lo que realmente pasa en el país?

— Esas son encuestas totalmente manipuladas por el Gobierno. Cada vez que salen estos temas son los mismos encuestadores que dicen las mismas opiniones. La principal y verdadera encuesta fue la que se dio el día del plebiscito donde vimos millones de personas que salieron de los barrios, de los sitios más populares de toda Venezuela para fijar su posición de rechazo. En Catia La Mar en la avenida Soublette, un sector muy popular salió en masa y vi el entusiasmo de la gente. Lo que pasó el 30 de julio fue público y notorio.

La gente no salió en masa a votar. ¿Qué país en el mundo tiene un modelo socialista exitoso? ¡Ninguno! El venezolano está claro que el socialismo del siglo XXI, tal como se ha establecido en el país es la causa fundamental de las penurias que vivimos en la actualidad.

— ¿El plan “Chamba” del Estado es una medida pertinente para combatir el desempleo?

— Seguimos viendo medidas estrictamente populistas que reflejan la desesperación que tienen en la actualidad. Ellos empiezan a distribuir dinero a diestra y siniestra con una “chamba”. El joven no necesita una “chamba”, los jóvenes necesitan muchas empresas donde puedan ganarse un sueldo gracias a su esfuerzo, no porque se lo regalen. Los países no crecen porque regalan plata, porque la plata se acaba, el ciudadano tiene que ser útil para la sociedad, por eso es necesaria la formación, los estudios para que todos tengamos la capacidad de crear un mejor país. Los planes populistas del Gobierno nos han llevado a tener más pobreza.

— Los aumentos salariales del Gobierno, ¿solución o profundización de la crisis?

— Esto le hace daño al sector privado y al ciudadano porque cada vez que aumentan el sueldo inmediatamente aumenta la inflación porque no está acompañado el incremento con políticas económicas antiinflacionarias. Las empresas no tienen una maquina para imprimir billetes como la tiene el Gobierno que llaman a la casa de la moneda en Maracay y dan la orden para que pongan a trabajar la maquinita por tres turnos, pero para el empresariado no. Para poder aumentar el sueldo se necesitan mayor cantidad de operaciones, mayor cantidad de ventas, un flujo de caja porque si no se hace al final la empresa tiene vida finita, por eso se requieren cambios profundos en materia económica.

Pese a todo nosotros (los empresarios) apostamos porque podamos retomar el abastecimiento con productos hecho en Venezuela. El venezolano requiere trabajo, calidad de vida, requiere tener un salario digno y bien remunerado, eso es lo que busca Fedecámaras. Seguiremos insistiendo en eso.

— ¿El empresariado se plantea un paro continuado como el que hubo en contra del fallecido Hugo Chávez?

Un paro indefinido no es conveniente. Los actuales niveles de abastecimiento son muy precarios y si se afectan las cadenas de suministros más allá de lo que ya están, los problemas se incrementarían.

— ¿El Estado quiere acabar con el sector privado definitivamente?

— Si pretenden acabar con el sector privado, como hay personas que lo han planteado en la Asamblea Nacional Constituyente, pues el hambre que vivirían los venezolanos sería muchísimo mayor que la que tenemos hoy. Estos problemas los venimos arrastrando desde el período de expropiaciones de Chávez donde se expropiaron más de 1500 empresas, donde se expropiaron más de 5 millones de hectáreas de tierras que hoy no son productivas. ¿Cómo están hoy los trabajadores de todo lo que han expropiado? Seguramente en miseria, en la penuria.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE