El diario plural del Zulia
TOPE AMERICARGO

Arzobispo: “En el país caminamos en tinieblas”

Con la premisa de sembrar esperanza y preparar hombres honestos, que amen con pasión al pueblo venezolano para desarrollar con mística el ejercicio de la política, inició ayer su disertación bíblica, monseñor Ubaldo Santana Sequera, arzobispo de Maracaibo, para dar inicio a la XI Semana de la Doctrina Social de la Iglesia, donde se estudiará la responsabilidad y los desafíos democráticos de la comunidad política.

El prelado sostuvo que el conocimiento, principios y criterios de la doctrina social de la Iglesia constituyen una de las más grandes herramientas para contribuir en la construcción de una Venezuela más justa, fraterna y solidaria, frente a los conflictos políticos que, a su juicio, se viven en el país.

“El surgimiento del militarismo, el predominio del Estado, el centralismo, la creación de mecanismos de aparente participación, que en realidad son excluyentes, el peligro del mesianismo político, el paternalismo, la conducción administrativa generalizada, todos estos males inciden en el gravísimo empobrecimiento del país”. 

La Arquidiócesis de Maracaibo elaboró un documento donde detallan las irregularidades políticas del Estado. “Hay hambruna, carencia de medicamentos, la inseguridad y la anarquía, males que están causando un lento genocidio de la población venezolana, particularmente a los más pobres, y la fuga masiva del talento joven”, leyó el Arzobispo en la iglesia Padre Claret de Maracaibo.

“Somos un pueblo que camina en tinieblas y en sombras de muerte. Y aún no vemos asomarse a ese sol que nace de lo alto que nos trae esos rayos de justicia social, convivencia y la paz, como quisiéramos que se produjera un cambio rápido para recuperar la patria que amamos”.

El Arzobispo asegura que el país carece de políticos que piensen en el bienestar de los ciudadanos. “Los políticos están dominados por el hambre de poder y no vacilan en enriquecerse a base de corrupción y rapiña y no están dispuestos a dar su vida por el bien y el progreso de su pueblo”. Afirmó que la Iglesia debe intervenir en el campo político con valores éticos, morales y espirituales.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...