AN asegura que la inflación fue de 550% en 2016

El presidente de la comisión de finanzas de la Asamblea Nacional (AN), José Guerra, anunció el jueves que la inflación de 2016 se ubicó en 550%, basado en aproximaciones que maneja ante la ausencia de datos oficiales por parte del Banco Central de Venezuela (BCV).

El BCV tiene dos años sin publicar estos datos, entonces la Asamblea Nacional decidió construir un índice de inflación usando toda la metodología del BCV, que es universal y no requiere mayor ciencia”, explicó Guerra.

En un comunicado, el Parlamento indicó que la inflación mensual de marzo fue del 16,2%, del 20,1% en febrero y del 18,6% en enero.

Sostuvo que el índice de inflación de enero permite proyectar un índice de 679,3 % para finales de 2017.

Guerra aseguró que la inflación de enero ubicada en 18,6 % en Venezuela fue superior a todas las inflaciones registradas por los países de Suramérica en el mismo período de tiempo, y es el más alto que se haya registrado en el país desde que se empezó a calcular el indicador en 1945.

Indicó además, que la AN publicará los primeros 15 días de cada mes la inflación registrada el mes anterior, “ante la ausencia de datos del BCV y para que los venezolanos sepan cuánto vale su salario”.

La inflación en Venezuela, que cerró 2015 en 180,9%, es un problema inducido por la “guerra económica”, según el gobierno del presidente Nicolás Maduro, quien culpa a empresarios y opositores de la grave crisis que atraviesa la nación petrolera.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) pronosticó en abril pasado que el Producto Interno Bruto PIB venezolano se contraería 8 % en 2016, después de haberlo hecho 5,7 % en 2015, mientras que la inflación se calculó superior a 480 % para el cierre de ese año.

El organismo económico internacional difundió el pasado martes 18 de abril sus previsiones económicas para los países del mundo en 2017 y 2018, entre ellos, destacó que Venezuela tiene una inflación para este año de 720,5 %, que para el siguiente año será de 2.068,5 %.

Ratificó sus expectativas de que el aumento en índice de precios al consumidor en Venezuela se debe a la “monetización de los déficits fiscales, las amplias distorsiones económicas y las graves restricciones a las importaciones en el país.