Maracaibo, Venezuela -

Periodistas por un día

Colegios de La Pomona entre dilemas informativos

martes 09/05/2017
3:04 PM
  • María José Túa- Foto: Esther Luzardo

  • @versionfinal

  • Archivo

Los alumnos del colegio Caminitos de Luz están muy preocupados por lo que los circunda. En la jornada de Periodistas por un día correspondiente a su sector, La Urbanización Pomona, los chamos dedicaron su oportunidad de exponer realidades en el periódico a esa que tienen más cerca: la criminalidad y contaminación en su zona.

Esta institución no escapa a las duras circunstancias de su contexto: un aire acondicionado que apenas se siente en el salón va inserto en el panorama de precariedad que los escasos recursos —aunque este sea un plantel de ingresos privados— no pueden resolver. El día está caluroso y los chamos hubiesen querido abordar la poca funcionalidad del aparato esa mañana, pero dentro de la importancia entre este hecho y los de afuera, reconocen que el aire es una denuncia que puede esperar porque al menos tienen quien busque cómo arreglarlo.

Así, en la Unidad Educativa Martín Lutero, los alumnos prescindieron de su idea inicial de escribir sobre un crimen ocurrido en sus instalaciones y que tuvo la suficiente cobertura periodística en los medios regionales para actualizar el estado de una denuncia que ya han hecho y que necesitan que sea atendida.

La inseguridad y la contaminación afectan la Urbanización Pomona

La sociedad de la Urbanización Pomona ha visto casos de delincuencia: atracos, motorizados armados y hasta asesinatos. Los delincuentes llegan y aprovechan para robar carros camionetas, bolsos, teléfonos y dinero.

A nuestro teacher y a la profesora del tercero sección “A” los atracaron en la vereda 12; les quitaron los teléfonos en días diferentes. Los criminales se están aprovechando de la situación del país para robar casas. La delincuencia está desatada en la Urbanización  Pomona.

 El problema de la basura         

“Todos los días rogamos a dios por nuestro ambiente”, dicen los alumnos. Hay personas que queman indiscriminadamente.

Frente a nuestra escuela, han tirado mucha basura personas que no viven  en nuestro  municipio. El aseo no pasa y hay posibilidad de que los habitantes se enfermen; los perros comen de los desechos y por eso se pueden morir.En el colegio Caminitos de Luz expresan el deseo de que los animales estén sanos.

Así, por la situación  de Venezuela, se ven muchas personas y hasta familias buscando comidadentro de la basura.

“En 1983, nuestros padres jugaban en la plaza que está cerca de mi colegio; hoy en día esa bella plaza sufre de dolor. Nosotros,los maestros y los directivos pagamos para que se lleven la basura y siempre la ensucian”, denuncian los alumnos de los grados cuarto, quinto y sexto de la institución.

Texto y fotos: Alexandra Biasino, Samuel Áñez, Alexandra Zambrano, Angelina Cefaratti, Nerimar Salazar, María Montilla y Amanda González.

Baño del colegio Martín Lutero sigue en mal estado

Alumnos y maestros del colegio Martín Lutero expresaron su descontento por el estado actual de uno de los baños ubicado de la unidad educativa. La directora de la institución, Mary Delgado, aseguró que los baños están eliminados para el uso de los alumnos: “Este es un baño que no está apto para el uso de los chicos; solo los docentes pueden utilizar estas instalaciones”.

Las personas encargadas de la limpieza del colegio comentaron que el baño está en ese estado debido a que es utilizado como un cuarto de trastes. “Es muy irregular, deberían arreglarlo lo más pronto posible”, alegó Hernán Peraza, bedel de la institución. Sin embargo, algunas personas que hacen vida en el Martín Lutero piensan que algunas de sus instalaciones están así por culpa de los alumnos: “Muchos de los muchachos no cuidan nada, maltratan los baños”, dijo Lisseth Sangronis, ayudante de limpieza.

Asimismo, toda la comunidad que hace vida en el colegio espera que el baño sea arreglado lo más rápido posible para tener unas  condiciones óptimas.

 

Hecho por: Oskary Reyes, Florianny Molero, Carlos Quintero y Oriana Viloria

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE