Maracaibo, Venezuela -

Opinión

¿Y las elecciones directas de los parlamentos regionales?, por Luis Fuenmayor Toro

lunes 01/02/2016
2:48 PM
  • Luis Fuenmayor Toro, Ex rector de la UCV

  • @versionfinal

  • Archivo

Desde antes de las elecciones de diciembre 2015, en mis artículos de prensa y el programa de radio “Debate con Fuenmayor” (Radio UNO 1.340 AM, martes, miércoles y jueves 3 a 4 pm), se exigió, conforme a nuestra constitución, leyes y acuerdos internacionales respectivos, que la selección de los diputados a integrar los parlamentos regionales se efectuara por voto directo, universal y secreto. En el caso del PARLATINO, así se venía haciendo desde el año 2000 y de esa manera se hace en los países integrantes de la alianza latinoamericana, y en el del PARLASUR, el convenio que lo rige señalaba que en 2015 sus diputados tenían que ser electos de esa manera y no en elecciones de segundo grado, por los poderes legislativos de los países del MERCOSUR.La Presidente del CNE y Luis Emilio Rondón señalaron que las elecciones del PARLASUR se realizarían junto con la de los diputados a la Asamblea Nacional. La MUD mostró también públicamente su acuerdo con la elección directa.

Diosdado Cabello, ex presidente de la Asamblea Nacional, en esa suerte de decisiones políticas alocadas, ilegales y contrarias a la democracia participativa y protagónica que dice impulsar, le impuso a la Asamblea Nacional y al CNE la suspensión de las elecciones directas de los parlamentos regionales, seguramente para evitar que se refl ejara en las mismas la derrota electoral que presentía o que ya conocía. Los diputados corearon en señal de sumisión a favor de elegir los parlamentos en elecciones de segundo grado en la Asamblea Nacional. El CNE tampoco asumió su responsabilidad de poder independiente y demostró su pobreza de espíritu, tal y como lo ha hecho actualmente con su silencio total ante el despojo inconstitucional de que han sido víctimas los diputados de Amazonas. Sin que realmente llegara a producirse una decisión clara y concreta al respecto, las elecciones de los parlamentos no se efectuaron, por lo que quedaron pendientes, en un limbo jurídico electoral.

Recientemente, en virtud de que la Asamblea Nacional tenía otra composición política, una directiva no gubernamental y la mayoría de sus integrantes clamaban sobre el retorno de la democracia y la legalidad, solicité públicamente que se produjera una decisión del Poder Legislativo en solicitud al CNE de la convocatoria inmediata a elecciones de los diputados de los parlamentos regionales. Pero: ¡Oh sorpresa! (para algunos no para mí). Los enemigos a muerte, los diputados de la MUD y del Gobierno, los “traidores” a la patria y los “patriotas”, los “demócratas” y los “bolivarianos comunistas”, los pitiyanquis y los cubanófi los fi delistas, demostraron la existencia de una real conchupancia entre ellos muy por encima del enfrentamiento público tragicómico y, a espaldas del pueblo, se repartieron la integración del PARLATINO y del PARLASUR, con lo cual se mostraron como realmente han sido siempre: casi idénticos.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE