Maracaibo, Venezuela -

Opinión

Venezuela requiere liderazgo visionario, por Félix Cordero Peraza

domingo 29/05/2016
3:10 PM
  • Félix Cordero Peraza

  • @versionfinal

  • Archivo

El periodista y columnista Félix Cordero Peraza escribió una columna para El Universal sobre el liderazgo que necesita Venezuela para salir adelante en medio de la crisis.

A continuación el artículo completo: Venezuela requiere liderazgo visionario

Algunos de mis lectores me han solicitado que escriba sobre las características del liderazgo que requiere Venezuela en la presente coyuntura.

En este artículo voy a tratar de complacerles. La lucha por el poder es lucha de ideas aun cuando en Venezuela vemos cómo hay quienes se hacen llamar líderes y de su boca no sale una idea feliz o un pensamiento estructurado e inspirador. Las ideas vienen del conocimiento. Para el siglo VI, Pitágoras afirmaba que “los números eran la esencia del pensamiento y la explicación de todas las cosas”. En contraste, la teoría de Platón decía: “La idea es la razón suprema de la existencia, de la misma manera que es la razón suprema del conocimiento”. Mientras Aristóteles afirmaba: “El acto propicio del hombre no es la vida. El pensamiento, eso es el acto verdaderamente propio del hombre”. Trece siglos después cuando Voltaire, Rousseau y Montesquieu, se afirmó que “El pensamiento rige los objetos”. Entonces, el pensamiento definió las cosas. Dio sentido y propósito a la vida.

Interactuar, escuchar y comunicar
¿Qué liderazgo demanda la presente coyuntura por la que atraviesa Venezuela? Un liderazgo político con ideas propias, con programas que perfilen el futuro para modificar el presente. Que tejan un liderazgo de relación sinérgica. Porque son personas productivas y creativas. Estimulan el cambio. Trabajan en grupo. Delegan. Cuando enfrentan problemas diferencian la gente del problema. Negocian para avanzar. Interactúan proactivamente. Tienen habilidad para percibir debilidades y fortalezas, amenazas y oportunidades. Poseen objetivos y saben cómo lograrlos. En contraste, el liderazgo venezolano es personalista, atomizado, ineficaz, minado por un modelo ególatra y centrípeto. Quimérico… convencional. La etapa actual de la política venezolana deberá tener liderazgos con especial capacidad de interactuar, escuchar y comunicar ideas.

Doctrinario y estratégico
Para ser líder en el presente siglo es necesario trabajar a nivel de la psicología y estimular comportamientos entre la gente que haga entregar lo mejor de cada quien, fortalecer la sensibilidad social y las ansias de cambiar. Acciones acopladas a la dirección de la visión. La responsabilidad del líder es definir la realidad. Conocer quiénes somos. Porque un verdadero líder no solo identifica sino que también obtiene la aceptación de sus concepciones. Capacidad para convencer y persuadir sobre objetivos y metas. Practica la libertad de criterio, motiva la creatividad y la superación dentro del grupo. El liderazgo está concluyentemente encadenado a la calidad antes que a la cantidad. Es más doctrinario y estratégico que administrativo y metodológico. Correlativo a las metas antes que a las acciones. Hace ya mucho tiempo leí que la visión es el producto comercial de los líderes… Se trata de imaginación trascendente y eficaz. Que convertidas en ideas crean confianza y poder de convicción. A finales del siglo XIX el gran novelista Julio Verne, diría “Cualquier cosa que un hombre puede imaginar, otros hombres pueden hacerlo real”. Por eso, de acuerdo a la imagen del hombre sobre lo que le rodea, así será su grado de desarrollo y su capacidad para evolucionar. Investigaciones y estudios dan claras evidencias de la correlación que existe entre la realidad de una comunidad con su visión de futuro. Los pueblos montados en el transporte del mañana, poseen un ritmo de evolución superior a aquellos atascados en el presente. Poseer retrato de futuro es la clave para construir un porvenir. Lo circundante toma sentido…

La visión es una estrategia
Si alguna lección sacamos de la presente problemática económica, social y política es la necesidad de un liderazgo acorde con la complejidad y tamaño de las dificultades. Para lo cual es imprescindible tener el más completo recurso para el apalancamiento de soluciones que no es otro que visión. Porque cuando se vive para el mañana, se está usando el “Timón de Potencia” del que hablara Breekminster Fuller. La visión es más importante que los recursos naturales, la tecnología y el capital. La brújula del hombre, organización y sociedad es la visión. Las naciones y las organizaciones son hombres. Que piensan, tienen conflictos, poseen ambigüedad y paradojas. Necesitan motivaciones. Pensamiento estratégico… incluso antes que planificación estratégica. La visión es una estrategia de largo alcance. Recursos estratégicos también son ideas y conocimiento, como lo señala John Sculley.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE