Maracaibo, Venezuela -

Opinión

Un nuevo año, una nueva oportunidad, por Judith Aular de Durán

miércoles 03/01/2018
7:00 AM
  • Judith Aular de Durán

  • @VersionFinal

  • Archivo

El año llega a su ocaso. Este 2017 para nuestra Universidad del Zulia fue un año de grandes éxitos pese a las dificultades por las que atraviesa. LUZ obtuvo este 2017 el primer lugar en producción científica nacional con 3001 artículos publicados en revistas científicas según el Sistema de Información Científica Redalyc, este es un reconocimiento al trabajo arduo que realizan los investigadores, editores, y el personal del Vicerrectorado Académico.

 

De igual manera nuestros estudiantes de pregrado presentaron más de 400 proyectos en el Primer Congreso Internacional Estudiantil de la Red de Investigación Estudiantil (REDIELUZ), el pasado mes de octubre; en donde ponentes nacionales e internacionales tocaron temas de interés en políticas de agroalimentación, salud, e   otros.

 

Nuestra institución también se encuentra en el primer lugar de universidades en Venezuela con mayor número de programas de postgrados. Mas 350 programas entre especializaciones, maestrías, doctorados y postdoctorados están acreditados y aprobados ante el Consejo Nacional de Universidades.

 

Cada año nos proponemos nuevas metas y encontramos que la comunidad universitaria no sólo da respuesta, sino que eleva su trabajo al máximo nivel demostrando que nuestra alma mater cumple con los más altos estándares de evaluación.  Eso nos impulsa a seguir trabajando y luchando por la “Casa de Lossada”.

 

El 2018 se avizora como un año de cambios y retos. No podemos detener la marcha, tenemos que inspirarnos y retarnos como institución para hacer que cada progreso, por minúsculo que nos parezca, crezca y se haga sólido en el tiempo.

La fe nunca debe abandonarnos, al igual que la tolerancia para evitar que el país se siga fracturando. Sin el aliento de la unión ciudadana, las perspectivas deprogreso no terminarán por aclararse.

Nos esperan 365 días y es necesario que los venezolanos nos grabemos el lema de nuestra ilustre institución: “Post Nubila Phoebus” (Después de las nubes, el sol)

Se necesita un pueblo que renazca, que vuelva a brillar en el cielo más azul de su destino. Un país que vuelva a sonreírle a la vida con la convicción de que losmejores tiempos llegan después de la tempestad.  Un nuevo año es sinónimo de una nueva oportunidad que nos da la vida para seguir adelante.

Desde el Vicerrectorado Académico de la Universidad del Zulia le deseo a mi amada Venezuela y a la gran comunidad universitaria un venturoso y próspero año nuevo 2018, que Dios ilumine nuestro camino siempre.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE