Maracaibo, Venezuela -

Opinión

Tomar la democracia por propia mano, por Énder Arenas Barrios

sábado 04/03/2017
4:20 AM
  • Énder Arenas Barrios

  • @versionfinal

  • Archivo

Tengo la firme convicción que ya debemos dejar atrás el gritico nostálgico que damos cuando nos acordamos del triunfo del 6 de diciembre de 2015 y ya es hora que los ciudadanos se tomen la democracia en sus propias manos. Es decir, que los ciudadanos sean políticamente activos, ello no quiere decir que decidan que “ahora vamos a poner bombas porque lo que hace Maduro y antes Chávez no nos gusta”.

Lo que se exige hoy es que el ciudadano se active para que, mediante métodos democráticos, se enfrente a las cosas que están mal y entre los métodos democráticos, entre otros, esta la exigencia de elecciones y convertir la calle y las plazas en la materialización de la movilización y presencia de la gente enfrentándose a las cosas que les parece mal.

Por ejemplo, hay que enfrentar a eso que se ha convertido en la forma usual de gobernar: la corrupción. Se sabe que el robo es mayúsculo: dineros públicos que fueron a parar a los bolsillos de la nomenclatura depositados en paraísos fiscales y en la banca de dudosa reputación, se sabe, igualmente, que la ruindad de las empresas del Estado y de otras que se expropiaron se debió a la voracidad de sus administradores, para hacer suyo lo que evidentemente era de todos, esto incluye a Pdvsa, lo cual determinó que Venezuela dejara de ser una república.

¿Por qué se ha producido todo esto frente a nosotros? Que éramos buenísimos llamando ladrones a toda la clase política que gobernó por cuarenta años al país y hasta se aplaudió el juicio amañado contra Carlos Andrés Pérez, para sacarlo de la presidencia. De eso creo tener una explicación aproximada. Miren (sería mejor decir lean) alguna vez tuve un amigo ladrón, comenzó desde muy pequeño, recuerdo que se robó unos interiores de la cuerda de la casa de la Sra. J. todos sabían quien había sido, pero no le paso nada, después fue a mayores y se robo un TV, un aparato de sonido y una olla Rena Ware y no le paso nada, continuó robando y las últimas noticias que he tenido de él es que ha seguido robando y no le ha pasado nada. Así con todo, imagínense Uds. que a un célebre pram, que se hace llamar el “Wilmito” le han dado playa por cárcel.

Igual nos ha pasado con esta gente que dice gobernarnos, se lo han robado todo y no ha pasado nada, porque el problema no es que hay corruptos, eso lo hemos sabido siempre, el problema es que son ladrones porque la ley se los ha permitido, la han hecho para que sus delitos queden impunes, igualmente imaginemos que en lugar de abrirle una averiguación a un diputado por investigar a un exjefe de la petrolera se investigue al exjefe de la petrolera por la desaparición sospechosa de 11 millones de dólares.

Pero, hay un robo que ha sido el peor de todos: se han robado la voluntad de los ciudadanos, como alguna vez le leí a Savater “La peor corrupción que hay es la que secuestra el poder que tiene los ciudadanos” y continúa diciendo que siempre la persona más corrupta es un Pinochet, con lo cual estoy totalmente de acuerdo, porque no hay nada más grave que robarse el poder.

Por eso es que el ciudadano organizado debe tomar la democracia por su manos y reclamarle a quien le robo el poder y su capacidad de elegir que se lo devuelva. Es un error muy grande dejar en manos de quien no es democrático la tarea de recuperarla.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE