Maracaibo, Venezuela -

Opinión

Sinamaica protesta por hambre, por Rubia Luzardo

jueves 17/08/2017
11:51 AM
  • Rubia Luzardo-Profesora

  • @versionfinal

  • Archivo

El pueblo noble sinamaiquero este lunes 14 de agosto, despertó con hambre no sólo de alimento sino también de justicia al estar sumidos en una pobreza extrema ante una desidia gubernamental indolente por lo que sufre cada habitante, la desnutrición es la reinante en niños y ancianos, grave para su futuro y memoria histórica de los wayuu y añú de la zona.

En esta oportunidad, los concejos comunales agrupados en Sinamaica decidieron unirse y cerrar la principal vía de la troncal del Caribe para reclamar la ausencia por meses del programa CLAP, durante ocho horas realizaron el conocido Plantón y Trancón, en espera que alguna autoridad local o regional se acercara a escuchar sus reclamos, sólo fueron repelidos al final de la noche por equipos antimotines de la GNB y PBEZ.

Seguimos insistiendo, protestar no es un delito, sin embargo, cerrar las vías por tantas horas en una vía internacional es de palabras mayores porque tantas personas que entraban al país o se iban quedaron afectadas, así como la ciudadanía que necesitaba transitar por motivos de salud, trabajo, incluso oficiales del Cicpc comisión Homicidios no pudieron salir a realizar sus experticias de investigación correspondientes.

Y ¿Qué pasa en el municipio con su autoridad civil? Por qué no escucha a sus ciudadanos, por qué no cumple con los programas de alimentación prometidos a caso desconocen que su gente se está muriendo de hambre, no es la primera vez, que ocurren conatos por esta situación; hace meses atrás se dio el saqueo total de una gandola de los productos CLAP y la respuesta en ese momento fue que eran personas ajenas al municipio.

Es decir, hay una negación de la realidad, en este caso del lunes actuaron los líderes comunales de la revolución no fueron personas opositoras al gobierno local, regional o nacional, contrariamente es su propia gente, evidenciando el caos de la guajira y, lo más grave es que se dio el mismo día en que su líder regional inscribía su candidatura ante el
Concejo Nacional Electoral, es decir hubo “autosabotaje” a la revolución.

Definitivamente, con el hambre no se dialoga y tampoco con la ineficiencia e ineficacia de un gobierno en todos los
niveles nacional, regional y local desgastado que perdió su norte ante el quehacer social y económico, la desidia generada por los desaciertos de la política pública no cambiará de la noche a la mañana, no obstante, llegó el momento de producir los cambios necesarios para el bienestar común y la justicia social tan anhelada. Insistiendo que el populismo no es la solución, a través de cajas de comida no se resuelve el hambre generalizada. La solución es activar las potencialidades de la guajira a través de proyectos concretos. Mientras tanto la venta domestica de gasolina sigue siendo una manera de sobrevivir.

 

 

 

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE