Maracaibo, Venezuela -

Opinión

“Sin LUZ, se eclipsa el futuro”, por Daniel Hernández Luengo

miércoles 07/03/2018
2:07 PM
  • Daniel Hernández Luengo

  • @versionfinal

  • Archivo

Un raudal de emociones me recorre las venas de sólo pensarte. ¡Y es que has dado tanto, ilustrísima Universidad!, que jamás tendremos como pagar los aportes científicos y humanísticos que, en más de un siglo, has brindado al mundo a través del inconmensurable conocimiento ofrendado a tus hijos.

Este furtivo encuentro en la mañana de hoy, me confirmó lo senil y abandonada que estas, querida Alma Mater. En tus extensos pasillos se evidencia la recurrente saña del gobierno contra los venezolanos y sus instituciones; lucen desolados por la falta de presupuesto, la masiva deserción estudiantil y el descomunal éxodo del personal obrero, administrativo y profesorado, que dimiten a sus labores en pos de una mejor calidad de vida en tierras lejanas.

Los zulianos no podemos permitir un segundo cierre de nuestra máxima casa de estudios, luego de que la flama del astro rey hiciera germinar nuevamente el árbol de saberes del que se nutre la sociedad, como bien lo indicara Lossada desde la reapertura.

Es deber insoslayable de todo aquel que dice llamarse zuliano, defender la causa democrática de la educación gratuita instaurada por Guzmán Blanco, como también, participar en la inmediata recuperación académica para mantener los estándares de calidad en la formación del estudiante.

Me duele el alma, como le dolería a mi tatarabuelo el Dr. Pedro Luengo —primer vicerrector de LUZ en su creación (1891) —, ante la grave emergencia por la que atraviesa dicho recinto, y no se trata simplemente del sentido de pertenencia que pueda tener mi persona sobre la misma, sino también del problema que nos atañe a todos por el simple hecho de ser zulianos.

Desde esta trinchera redaccional donde emerge la preocupación por educar con la sabia innata de los valores, como lo realizara otrora mi otro tatarabuelo, don Octavio Hernández; aprovecho la publicación de este artículo para sensibilizar a la ciudadanía en general, y bajo compromiso irrefutable contribuyan a salvaguardar a la universidad más antigua de la región.

Seamos parte de su rescate, porque todos; somos LUZ.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE