Maracaibo, Venezuela -

Opinión

Servir es lo vital, por Francisco Arias Cárdenas

miércoles 09/08/2017
9:44 AM
  • Francisco Arias Cárdenas | Gobernador del Zulia

  • @VersionFinal

  • Archivo

En diciembre del 2012 regresamos al Palacio de los Cóndores, sede del Poder Ejecutivo del Zulia, y nos recibió una imagen epítome del abandono, de la indolencia de dos gobernadores más ocupados en intereses personales y en la oposición a Chávez, que en servir al pueblo.

Hoy, restaurado y en pleno funcionamiento, es sede de los necesarios encuentros multisectoriales para desarrollar y evaluar el plan de progreso de esta nueva etapa democrática, en la cual el Zulia tiene las condiciones para convertirse en puntal.

Hace cuatro años y medio iniciamos una faena de recuperación, reconstrucción y nuevos emprendimientos, todo en forma simultánea. Hemos avanzado en medio de los vertiginosos y dramáticos acontecimientos: la partida física del presidente Chávez, las nuevas elecciones, las estrategias de un sector radical para el derrocamiento del presidente Maduro, una sequía implacable de cuatro años, la guerra económica y el terrorismo.

En este trabajo ininterrumpido, hemos ido de la mano con cultores, docentes, obreros, pescadores, campesinos, funcionarios, empresarios, estudiantes, industriales del campo, con todos. Por eso contamos hoy con un tejido de proyectos, algunos ya en ejecución, con una urdimbre de voluntades y recursos que, con el apoyo del Gobierno nacional, se concretan y representan una esperanza sólida para remontar las dificultades, y cosechar pronto los frutos: un Zulia de prosperidad y paz, aportando a la soberanía de Venezuela.

Ciertamente, era mucho más fácil ser gobernador con un barril de petróleo a precios boyantes, y aun así, entre el 2000 y el 2012, hubo un abandono total de las competencias del ejecutivo regional. Hoy, con un imperativo cambio de paradigmas económicos, las exigencias son mayores, las dificultades más álgidas, la demanda del pueblo superior. Pero para eso estamos en la vida: para servir.

Con entusiasmo y más experiencia, con fe en Dios y en el pueblo, ponemos en su voluntad la continuidad de nuestro servicio en esta tierra de luz, destinada al progreso y a la felicidad de su gente.

 

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE