Maracaibo, Venezuela -

Opinión

¿Qué vamos a hacer con Maduro?, por Énder Arenas Barrios

sábado 06/02/2016
6:05 AM
  • Énder Arenas Barrios

  • @versionfinal

  • Archivo

Esa pregunta se la hace el país entero. En lo personal, me la hice un día de esta semana cuando en cadena, se dirigió al país, que estaba esperando el jueguito de Venezuela contra Costa Rica, no con la expectativa y el entusiasmo de antes sino por puro morbo enfermizo.

De verdad, que nadie sabe del porqué una cadena de radio y televisión cuando no hay nada que decir o no se encuentra nada que decir. Justamente frente a la vaciedad, empezó hablando y lo hizo durante 20 minutos larguísimos sobre lo horrible de la conquista y la colonización española y por supuesto, nadie sabe cómo carajo le encontró parecido con la MUD, solo para responsabilizar a esta organización de lo mal que los venezolanos hemos vivido desde que Cristóbal Colón piso tierras venezolanas por los lados de Macuro hasta estos días en la que ha impulsado una guerra económica.

Cuando uno escucha esto, uno se dice para sus adentros, no vaya ser que todavía pueda haber algún chavista radical cerca, este tipo está loco, para decirlo de algún modo, aunque provoca decirlo de otra manera, especialmente porque ya Venezuela iba ganándole a Costa Rica, cosa que ocurre esporádicamente.

Sin embargo, uno sigue viendo y escuchando la cadena, pues uno se dice, también para sus adentros, por la misma razón que esgrimimos arriba, que el tipo no es que está loco, sino que es un jodedor, pero inmediatamente, empieza a disertar muy seriamente con un pretendido tono pedagógico sobre la Constitución Nacional y, entonces, chupándose el bigote, nos dijo que la Constitución Nacional se divide en preámbulo, títulos, capítulos y artículos, estos últimos están numerados, afortunadamente allí mismo terminó la clase constitucional. Luego, volvió a repetir lo de siempre, y ese esfuerzo que tanto él como el resto de la nomenclatura hace para solidifi car un mito a sabiendas que si una cosa aman los venezolanos son los mitos y, de hecho, casi ( o a lo mejor ya lo lograron), han sustituido la historia por la mitología.

Maduro, pero justo es decirlo, habla para nadie y sin decir nada, mientras tanto la crisis avanza y hoy solo tenemos los estropicios provocados desde hace 17 años por la implementación de un modelo que no ha funcionado en ninguna parte.

¿Qué es lo peor de todo esto? Y de allí la pregunta que nos hicimos titulando estas notas. Es la indiferencia del chavismo frente a la profunda crisis que amenaza con una verdadera crisis de carácter humanitario. Justamente, qué vamos hacer con Maduro y con toda esta gente que presenta una falta de interés por resolver los problemas del país. Todo parece indicar que la indiferencia se ha instalado como una actitud neurótica de todo el régimen. La crisis se fagocita al país. Hoy un venezolano pudiera eventualmente morirse de diarrea porque no se consigue ni siquiera bicarbonato.

Sí señor, la crisis nos devora y el gobierno sufre de esa rara sensación de no turbación, de todo me es igual. Aunque en realidad miento hay algo que los (más) turba: la posibilidad de decirle adiós a la enorme botija que aunque ya está casi vacía, todavía quedan algunas mendrugos.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE