Maracaibo, Venezuela -

Opinión

Por una prensa libre, por Judith Aular de Durán

miércoles 04/05/2016
6:40 PM
  • Judith Aular de Durán - Vicerrectora Académica de LUZ

  • @versionfinal

  • Archivo

Bien lo dijo Benito Juárez, “El Benemérito de las Américas”: “La emisión de las ideas por la prensa debe ser tan libre como es libre en el hombre la facultad de pensar”.

Ayer, 3 de mayo, se conmemoró el Día Mundial de la Libertad de Prensa, que fue proclamado en 1993, por la Asamblea General de las Naciones Unidas, bajo la recomendación de la Unesco.

Es una fecha que nos invita a la reflexión y a pensar sobre el importante papel que desempeñan los medios en nuestra sociedad, que no por gusto desde tiempos muy remotos se le ha denominado como el “cuarto poder”, en alusión a la extraordinaria influencia que ejerce sobre la población.

Hay que hacer un paréntesis y evaluar la situación de los medios de comunicación, en especial los de Venezuela, donde los principios fundamentales de la libertad de prensa son vulnerables y lamentablemente vemos con el transcurrir del tiempo, cómo tienen el yugo del Estado sobre ellos, impidiéndoles desempeñar, de una u otra forma, la labor de informar.

Estudios reciente del Barómetro de Información Abierta (Open Data) señalan que Venezuela es el país que menos informa a la población en el continente. En el ranking, se ubica en puesto 78, posición que comparte con Bangladesh, Malawi, Namibia, Etiopía, Camerún y Botswana, países africanos y asiáticos que sufren graves problemas socioeconómicos.

El estar informado y la libertad de expresión son derechos humanos fundamentales consagrado en nuestra Constitución. Es lamentable que en el país donde nació Bolívar, el defensor de la libertad de expresión y quizás uno de los periodistas empíricos de nuestra historia, esté ocurriendo esto.

El Colegio Nacional de Periodistas de Venezuela ha realizado denuncias de agresiones contra sus miembros, por parte de actores armados que impiden la cobertura de los hechos, tal cual están pasando realmente. Son los periodistas el puente de enlace entre la realidad y la sociedad.

Hoy más que nunca, hay que entender que el ejercicio de mencionada profesión debe ser libre para poder plasmar –en las páginas de la historia– los hechos. Un país se puede considerar desarrollado cuando ellos tienen la libertad de escudriñar, de manera veraz, las actuaciones políticas. Como diría el gran periodista Joseph Pulitzer: “Una prensa cínica, mercenaria y demagógica producirá un pueblo cínico, mercenario y demagógico”.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE