Maracaibo, Venezuela -

Opinión

¿Por qué Juan Pablo Guanipa?, por Jorge Sánchez Meleán

jueves 05/10/2017
2:42 AM
  • Jorge Sánchez Meleán

  • @VersionFinal

  • Archivo

El Zulia, como Venezuela entera, requiere un cambio de liderazgo con visión de futuro. Requiere un relevo generacional con una nueva concepción de la política y la técnica, diametralmente opuesta al populismo, al clientelismo y al estatismo del pasado.

El país está pidiendo a gritos un liderazgo opositor sin compromisos con el pasado y con real apertura hacia todas las corrientes de oposición. Estamos viviendo una transición política que debemos superar con el aporte de todos, de manera desinteresada y ética. Venezuela requiere hoy, líderes de sólida formación política, con ideología definida y coherente, además de preparación en el manejo de los asuntos públicos, en las técnicas de Gobierno.

Requerimos un liderazgo con el compromiso de hacer de Venezuela un país libre y democrático, lo antes posible, con un Estado Federal y Descentralizado que redistribuya territorialmente el poder y que no lo concentre ni geográfica ni personalmente en nadie. Como la oposición en el Zulia así lo manifestó en consulta primaria, esas condiciones se reflejaron en su mayor medida, en la persona del líder zuliano Juan Pablo Guanipa, sin desmeritar en lo más mínimo a su honorable contendora, como lo pusieron en evidencia los resultados de ese proceso.

A Juan Pablo lo conozco desde niño, así como a toda su familia. Su padre un político fuera de lo común, por sus virtudes y valores, fue el líder de nuestra generación demócrata cristiana en el Zulia. Y su madre, hecha de reciedumbre y entereza, sacó adelante una larga familia, a la que el destino de manera inesperada le arrebató a su conductor y guía, cuando más se esperaba de él. Juan Pablo es un el heredero de las virtudes y valores de ambos.

Se ha convertido con el paso del tiempo en un político con ideología definida y sentido de la ética, fundamentadas ambas, en el pensamiento social de la Iglesia católica, que nutre al pensamiento demócrata cristiano en la política. Pero además, a su formación profesional de abogado y comunicador social ha sumado un largo proceso de formación en la gerencia pública, en las técnicas de Gobierno, dentro y fuera de Venezuela. De su formación política y técnica puedo dar testimonio directo, pues lo cuento entre los exalumnos que me enorgullecen.

Aunque tiene larga trayectoria como edil o parlamentario regional o nacional, con obra reconocida, no lo atan compromisos con el pasado, sino con el futuro.

Es un líder que estoy seguro sabrá enfrentar al clientelismo, al populismo y al exagerado estatismo en la política, para devolverle a esta su verdadera razón de ser: el servicio a los demás, a través de la formación de ciudadanos comprometidos únicamente con el destino del país, para toda la vida. En la actual coyuntura política a Juan Pablo Guanipa le llegó su momento.

En el pasado, cuando así lo decidía la oposición unida, supo dar paso generoso a quienes tenían más posibilidades de victoria frente al adversario. Pero hoy es él quien las tiene y todos debemos contribuir a que la alcance. Su victoria será la del Zulia, la de cada uno de nosotros, la de la democracia y la libertad sobre la dictadura que nos aniquila. Con un candidato como este, conocedor como pocos de la realidad nacional y estadal, no vale la pena quedarse en casa el 15 de Octubre.

Al contrario, todo nos obliga a contribuir con nuestro voto, a dar al Zulia el liderazgo de relevo que estábamos reclamando desde hace tiempo. Y ten la seguridad Juan Pablo, que Manolo desde el cielo, te apoyará, para continuar la tarea que emprendiera en esta tierra, a través de ti y de todos los que te respaldan. Por eso y por mucho más, el voto del Zulia en pleno debe ser por Juan Pablo Guanipa, un líder comprometido con el futuro de todos.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE