Maracaibo, Venezuela -

Opinión

ParlaSur y ParLatino: elección directa, por Julio César Pineda

viernes 15/01/2016
10:17 AM
  • Versión Final

  • @versionfinal

  • Archivo

La integración regional y subregional es un imperativo en la geopolítica del Siglo XXI. La Unión Europea con sus 28 Estados continúa siendo el paradigma con sus instituciones supranacionales, donde el Parlamento Europeo ha sido fundamental con la representación de todos los miembros mediante elecciones directas, universales y secretas; las cuales pueden coincidir con otros procesos electorales de carácter nacional. En América Latina el Sistema de Integración Centroamericano (SICA), la Comunidad Andina de Naciones (CAN) y el Mercosur, siguiendo al modelo de la UE, tiene sus propios parlamentos con elección directa y hasta ahora han sido fundamentales en impulsar la integración continental. Posiblemente, al perfeccionarse Unasur y la CELAC, tendrían que tener también su instancia parlamentaria. En nuestro continente, también funciona el Parlatino, donde cada país escoge doce (12) representantes y sus suplentes. Venezuela, hasta hace poco lo hacía también de manera directa y universal, como eligió en su oportunidad cuando éramos miembros de las CAN, a los parlamentarios de esa instancia integracionista.

En cualquier oportunidad
Recientemente, en las elecciones de Argentina y de Paraguay, se eligió en forma directa a los parlamentarios del Mercosur. Como Venezuela ahora es miembro del Mercosur, debería también hacerlo en cualquier oportunidad, como siempre lo hicimos para el Parlamento Latinoamericano. Desgraciadamente, la anterior Asamblea Nacional recomendó al Consejo Nacional Electoral dejar de lado esta práctica de representación y participación de la sociedad civil para dejársela a la propia Asamblea, de forma que esta acreditase a diputados nacionales elegidos para estar presentes en el Parlatino y en el ParlaSur. Es tiempo, y ahora que la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) logró una mayoría calificada en las pasadas elecciones del mes de diciembre, como Poder Soberano recomiende e instruya al CNE para convocar como debe ser la elección directa y universal de los parlamentarios al Mercosur y al Parlatino.

La Ley Orgánica de Procesos Electorales en Venezuela establece la elección directa de todos los parlamentarios nacionales y quienes representan a Venezuela en parlamentos internacionales. Los Tratados Internacionales de Integración y la normativa del Parlamento del Mercosur y del Parlamento Latinoamericano promueven la representación y participación política y parlamentaria de la sociedad civil en todas las instancias regionales. En este mismo periódico, el rector principal Luis Emilio Rondón recordó “la Asamblea Nacional Constituyente consideró en la motivación del estatuto electoral del Poder Público que los representantes de Venezuela en el Parlamento Latinoamericano deben ser elegidos en forma democrática, de manera directa por el pueblo”.

Y añadió que el ejercicio del sufragio universal, directo y secreto por parte de los ciudadanos venezolanos, consagrado también en los tratados internacionales, está protegido por el principio de progresividad de los derechos, contemplado en el artículo 19 de la Carta Magna, que consiste en la imposibilidad de renunciar a los derechos que han sido reconocidos en el artículo 191 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales (LOPRE).

El espíritu de la norma de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, cuando habla de integración latinoamericana y cuando se refiere a la democracia representativa y participativa también busca la representación directa por la consulta popular con base al pluralismo y al principio de representación proporcional de todos los parlamentarios nacionales o internacionales.

Escoger parlamentarios
Cuando esta nueva Asamblea Nacional considere conveniente, deberíamos escoger 12 parlamentarios y sus suplentes para el Parlatino en una tradicional elección directa y universal y 18 representantes para el Mercosur. Como son tratados internacionales los que han creado estos parlamentos, y como nos hemos suscrito a ellos debemos cumplir con su normativa, entre cuyos objetivos está garantizar la participación de los actores de la sociedad civil en el proceso de integración, impulsando el desarrollo sustentable de la región con justicia social y respeto a la diversidad cultural de su población. Igualmente, estos parlamentos deben desarrollar trabajos conjuntos, como es el caso del Parlamento Europeo, con los parlamentos nacionales.

El Parlasur quedó establecido el 6 de diciembre de 2006 y el Parlatino el 10 de diciembre de 1964, con imperativos comunes de la defensa de la democracia, no intervención, autodeterminación de los pueblos, pluralidad política e ideológica y solución pacifica de las controversias. En nuestro continente eran los parlamentos nacionales los que designaban a sus representantes ante estas dos instancias, pero ahora, como en el Parlamento Europeo, deben ser elegidos por votación directa, universal y secreta.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE