Maracaibo, Venezuela -

Opinión

“Morrocoy de oro” para el nuevo cono monetario

domingo 19/03/2017
12:24 PM
  • Ernesto Ríos Blanco : Foto: Johnny Cabrera

  • @versionfinal

  • Archivo

Nunca antes en la historia monetaria de Venezuela se había tornado tan difícil aplicar un nuevo cono monetario como en el presente. El “Morrocoy de Oro”, premio creado por el presidente Hugo Chávez para las obras retrasadas, cae como anillo al dedo al Banco Central de Venezuela (BCV) tras 93 días de retrasos. Tres meses y tres días cumplió el anuncio del nuevo esquema que no aplica para estados fronterizos. En el Zulia, ni un sólo cajero ha dispensado un billete de los nuevos, entre otras cosas porque no ha sido autorizado, pero además, la insuficiencia de piezas lo impide, según los analistas. El economista Armando Pulgar atribuye la falla a tres factores preponderantes: “Por un lado, no se ha completado el ingreso total de las nuevas piezas y de ese modo es imposible poner a circular con normalidad los billetes.

Un segundo factor se aprecia en la incertidumbre sobre la adecuación de las nuevas piezas, que aparentemente no cuadran con la vieja estructura que se usaba con los billetes que se pretenden desmonetizar, y un tercer factor es la desinformación”. Pulgar explica, que el Ejecutivo anuncia una desmonetización paulatina del viejo cono “porque sabe que no están todos los billetes en el país, habría que confirmar si fue que su impresión ha sido por fases, el tema de la emisión y llegada de piezas al país se ha dado por fases y el Gobierno está siendo cuidadoso para evitar que la delincuencia trafique con los nuevos billetes, lo cual ha redundado en retraso”.

Incongruencias Para el director de la Escuela de Economía de La Universidad del Zulia (LUZ), Eddy Aguirre, las incongruencias entre el número de impresión de las piezas, la llegada de éstas al país y los lapsos estimados en la programación del nuevo cono monetario, más el tema de la plataforma tecnológica, han sido los factores de incidencia. “Las piezas han ido llegando paulatinamente y de ese mismo modo se han puesto a circular.

Obviamente, el mercado ha ido absorbiendo el circulante porque las piezas son insuficientes y ello ha obligado al Estado a prorrogar, una y otra vez, la desmonetización del viejo cono, lo cual hace de este un proceso inestable” afirmó Aguirre. Aguirre infiere que “no hubo congruencia entre los lapsos estimados, en los cuales se programó la impresión, con la llegada y la adecuación de esa nueva familia de billetes, y ello se refleja en la prorrogación, por cuatro meses, de la salida del billete de 100”. ¿Obsolescencia? Aguirre desestima que el problema en la adecuación de la plataforma tecnológica obedezca a tamaño y estructura del billete, enfatiza en que “la obsolescencia de la plataforma tecnológica que utiliza actualmente la banca en el país incide en el retraso de las adecuaciones”.

Los dos economistas difieren en torno al tema de la posible “operación morrocoy”. Mientras Eddy Aguirre enfatiza en el tema de la falta de piezas del nuevo cono, para aplicar un circulante normal que abastezca la demanda, Armando Pulgar, considera necesario “meter la lupa” a la sospecha que el presidente Maduro tiene en relación con una “operación morrocoy”, que estaría “saboteando” la normalización del nuevo sistema monetario. Los cajeros aún exhiben avisos de que no aceptan transacciones con los nuevos billetes. La prolongación, por cuarto meses corridos de la vigencia del billete de Bs. 100, desnuda la insuficiencia de las otras piezas.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE