Maracaibo, Venezuela -

Editoriales

Maracaibo: ciudad de humanismo y progreso, por Carlos Alaimo

jueves 08/09/2016
8:39 AM
  • Carlos Alaimo/Presidente Editor

  • @versionfinal

  • Archivo

Hoy, en su 487 aniversario, creemos más que nunca en la Maracaibo posible. Creemos que la construcción de ciudadanía y el desarrollo de una política para el servicio debe ser la premisa.

Anhelamos que Maracaibo sea, desde el corazón del Caribe, referencia de progreso, de avance, de vanguardia, que se transforme en la metrópolis que necesitamos y merecemos. No podemos eludir nuestro deber: estamos llamados recuperar sus espacios y a rescatar la potencialidad que una vez tuvo nuestra región.

La ruta a seguir es invariable: sumar esfuerzos y voluntades. El país requiere ciudadanos preparados para esta tarea, pues solo con capacidad de trabajo, visión, ética y compromiso colectivo podremos lograrlo. Desde Versión Final apostamos por ello y trabajamos en pro de tener en permanente conexión con el mundo a una Maracaibo que tuvo un desarrollo económico determinante y que fue y debe ser nuevamente pionera en diversas áreas económicas, sociales y culturales.

Sin juegos individuales, sin mezquindades o sectarismos nos acercaremos a ese sueño: Maracaibo como la luz del Zulia.

Profundizando el aprendizaje

Coincidiendo con el aniversario de nuestra Maracaibo, Versión Final arriba a sus ocho años. Y cumplir años ocho para una empresa editorial, en constante trabajo e innovación de sus procesos, es un resultado perfecto para demostrar los esfuerzos de toda una plantilla de trabajadores, abocada a crear contenidos sustentados en acontecimientos diarios elaborados con apego a la multiplicidad de interpretaciones de cada realidad que sucede en nuestro ámbito regional, nacional y mundial.

Versión Final nació con una personalidad que, después de cinco años de creada, al ser asumida por el Grupo Alaimo, fue transformada en su esencia, en su espíritu. Nuestro empeño se orienta en buscar espacios más productivos para la discusión, sobre temas valiosos para la comunidad en la que crecemos diaria e invariablemente, incluyendo la participación ciudadana; buscando que el lector escriba, dibuje, tome gráficas, reporte, exprese sus inquietudes, utilice las páginas físicas y virtuales para expresar sus inquietudes y necesidades… allí está nuestro secreto. Y es que los nuevos proyectos editoriales: los encartes, las revistas temáticas, los ejemplares culturales, las ediciones de colección se conectan con la mayor cantidad de actores posibles.

Hoy, con tres años recorridos, logramos asentarnos en bases sólidas construidas con el trabajo convergente de nuestro personal apoyado por importantes inversiones humanas y técnicas.

Por lo general, para los pragmáticos, incursionar en tiempos difíciles en valores agregados para una empresa como la nuestra, no es viable; sin embargo, para nosotros sí lo es, ya que la rentabilidad no solo se mide por aspectos cuantitativos, sino también por la calidad de lo que se quiere producir y brindar al prójimo, y ¡vaya! que se logra un excelente retorno.

¿A quién le debemos nuestro éxito? A quienes hoy no solo nos leen palpando nuestro papel y recorriendo nuestras redes sociales, también a los que participan dentro del diario desde otras formas: a los anunciantes, clientes y amigos que apoyan nuestras propuestas y están convencidos, como nosotros, de que la fuerza del viento que impulsa las velas de nuestra nave se centra en proponernos algo, evaluarlo, desarrollarlo y llevarlo adelante “arriesgando con creatividad”… única manera de hacerlo… ¡y hacerlo bien!

 

 

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE