Maracaibo, Venezuela -

Opinión

El Maestro Prieto, por Ramón Guillermo Aveledo

jueves 22/09/2016
9:13 AM
  • Ramón Guillermo Aveledo - Abogado

  • @versionfinal

  • Archivo

Figura entrañable de maestro en el aula y en el debate político, dos pasiones que vivió con intensidad, es la de Luis Beltrán Prieto Figueroa. Margariteño de La Asunción y personaje fundamental en el siglo XX venezolano.

Uno de esos que no fue Presidente de la República, cargo al que aspiró con merecimientos y que no pudo alcanzar, la democracia tiene sus reglas y la política sus exigencias. Pero sin llegar a la primera magistratura, puede decirse que dejó huella en su tiempo y en el porvenir.

La dignificación de la profesión docente, la responsabilidad estatal en la educación y la Federación Venezolana de Maestros tienen su sello de luchador, intelectual y estadista, como desde el congreso la Constitución de 1961 y leyes como la del INCE y la Reforma Agraria.

Prieto fue un demócrata de izquierda. Las dos cosas. Lo dice con respeto quien ha luchado desde visiones diferentes a las suyas. Sus posiciones las defendió con firmeza y en materia de principios podía ser intransigente.

En los amplios consensos nacionales de 1958, surgidos luego de la amarga experiencia del golpe de 1948 y la dictadura militarista de 10 años, fue protagonista.

Presidió Acción Democrática luego de las divisiones del MIR y el ARS, crisis internas en las cuales no fue espectador pasivo, y el Congreso de la República, tras el lanzamiento de la candidatura de Leoni, antes de la diferencia a raíz de su nominación presidencial en 1968 que lo llevó a fundar el MEP y a presidirlo con gallardía y decencia que se echan de menos.

Lo mismo que su altura intelectual, cultural y ética, datos que nos hacen falta, y mucho, en las dificultades que atravesamos los venezolanos hoy.

Antonio Ecarri Bolívar, profesor y político valenciano, hombre de ideas y amigo, ha escrito sobre Prieto un libro de grata e instructiva lectura, el cual no dudo en recomendar a los jóvenes, sobre todo a los políticos jóvenes que, a Dios gracias, abundan. Su título es Un Mandato Ineludible.

Diálogos con Luis Beltrán Prieto Figueroa. No son diálogos imaginarios, sino conversaciones armadas con habilidad y sencillez por el autor, sobre la base de escritos y declaraciones del maestro. La edición es de Ipapedi, casa del profesorado de la Universidad de Carabobo.

Disfruté leyéndolo, por eso paso la voz. Construir una Venezuela democrática moderna, de progreso y equidad es tarea de todos. Bien leído, el ejemplo del maestro Prieto nos ayuda a acertar más y errar menos.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE