Maracaibo, Venezuela -

Opinión

¡Maduro no se va y ustedes no vuelven! Por César Ramos Parra

domingo 18/09/2016
3:41 AM
  • César Ramos Parra

  • @versionfinal

  • Archivo

La expresión que titula este artículo corresponde al diputado Diosdado Cabello, la cual fue reseñada por los medios de comunicación, como respuesta a los líderes de la MUD que están impulsando el referendo revocatorio al presidente Nicolás Maduro. Evidentemente que la misma resulta altamente inaceptable para cualquier venezolano o extranjero, con cultura democrática. Ciertamente el señor Cabello ya nos acostumbró a actitudes y expresiones similares cuando le correspondió ejercer la presidencia de la Asamblea Nacional, las cuales no hacen sino expresar su conducta militarista y muy poco civilista que deben exhibir los líderes políticos auténticamente democráticos.

Pero el señor Cabello pareciera ubicarse en un escenario en el cual existiera una rebatiña por el Poder entre el PSUV y la MUD y olvida que este país, nuestro país, Venezuela, no es pertenencia ni de unos ni de otros, sino de una inmensa mayoría llamada pueblo venezolano o soberano, sin ubicación en ninguna de las dos trincheras políticas señaladas, y es dueño absoluto del poder originario que lo delega o revoca, conforme a lo pautado en nuestra Carta Magna.

De allí que esa expresión es infeliz, irrespetuosa y vulnera el espíritu, propósito y razón de nuestra Constitución, al instituir y darle rango constitucional a la gura del referendo revocatorio, promovida de manera directa y personal por el presidente Hugo Chávez Frías.

El único que puede decidir quién se va o quién se queda en el poder es el pueblo soberano, a través de su libre expresión manifestada en un proceso electoral transparente, cuya convocatoria está siendo solicitada por la inmensa mayoría para salir de este régimen oprobioso de manera pacífica, democrática, electoral y por ende constitucional. Una élite de quienes usufructúan el poder no pueden secuestrar el derecho a decidir de la mayoría y mucho menos abrogarse para sí la potestad de disponer quién gobierna o no nuestro País.

Uno de los instrumentos fundamentales de la democracia es el sufragio y este régimen ha eliminado esa práctica en universidades, colegios profesionales, gremios de trabajadores y manipula a su interés los mismos, en alcaldías o gobernaciones, cercenando el derecho del pueblo a decidir. Esta práctica perversa es altamente perjudicial puesto que vulnera la alternabilidad y la rotación de los líderes a criterio del pueblo.

Nuestro país está colapsado y los venezolanos estamos exigiendo nuestro derecho a retomar el rumbo de paz, progreso y libertad que nos conduzca a la prosperidad, de reencontrarnos fraternalmente dejando atrás y para siempre la diatriba y el odio independientemente de colores políticos, avanzar a paso firme hacia la reconstrucción de nuestro aparato productivo y aprovechar nuestra potencialidades para garantizar la calidad de vida de todos los habitantes de esta tierra prodigiosa, con educación de calidad, trabajo digno y bien remunerado sin depender de las manipuladas dádivas del Estado, obtener buenos y eficientes servicios públicos, al igual que cualquier país moderno. Los venezolanos no renunciaremos a ese sueño y lucharemos por ello hasta verlo cristalizado. Quienes nos gobiernan, entre ellos usted, señor Cabello, tuvieron su oportunidad y fracasaron. Una camarilla jamás condenará eternamente a la mayoría a este caos, ni bajo ninguna circunstancia transferiremos a nadie nuestro derecho a decidir quién nos gobierna.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE