Maracaibo, Venezuela -

Opinión

Hermanos del Caribe, por Francisco Arias Cárdenas

miércoles 08/06/2016
11:23 AM
  • Francisco Arias Cárdenas

  • @versionfinal

  • Archivo

Una nueva victoria obtiene Venezuela en la defensa de la paz y la soberanía, con el resultado de la reciente Cumbre de los Estados del Caribe, expresado en un comunicado preciso y diáfano. Es una cosecha loable de la gestión diplomática, patriótica, de la canciller Delcy Rodríguez, del esfuerzo del presidente Nicolás Maduro en la convocatoria permanente al diálogo, la única vía a seguir para resolver en democracia las diferencias entre los sectores políticos y concordar soluciones a los problemas.

Ha quedado claro que los gobiernos hermanos del Caribe no quieren que el área se convierta en zona de guerra, y sí de ejemplo de cooperación fraterna para el progreso. El comunicado final del encuentro de Estados caribeños reconoce y respalda los esfuerzos de diálogo promovidos por el gobierno bolivariano, con el acompañamiento de la Unasur, y rea firma la Proclama de la América Latina y el Caribe como Zona de Paz, aprobada en la 2da. Cumbre de la Celac (La Habana, enero de 2014).

El documento precisa la necesidad de que el diálogo conduzca a alternativas para favorecer la estabilidad política, el desarrollo social y la recuperación económica, dentro de los términos constitucionales. Este pronunciamiento es un potente aliento para trabajar con entusiasmo y firmeza por el desarrollo de nuestra región, en unidad, en armonía, en independencia e integración fructífera.

Contrasta esta posición de avanzada con el empeño de algunos pocos ambiciosos de poder dentro del país, que promueven la violencia y la injerencia extranjera en nuestro suelo. Los representantes de la oposición en la AN deberían trascender y dedicarse a cumplirles a los venezolanos; es preciso recordar que alcanzaron mayoría en el Poder Legislativo prometiendo soluciones a la crisis económica que ellos mismos han generado y propiciado.

En sintonía con la exigencia de estos tiempos, y con la inmensa mayoría del país, quienes creemos en la Venezuela soberana, de prosperidad con justicia social, seguimos trabajando bajo el sol alegre y promisorio del Caribe.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE