Maracaibo, Venezuela -

Opinión

Hambruna wayuu, por Rubia Luzardo

jueves 15/09/2016
10:24 AM
  • Rubia Luzardo - Profesora

  • @versionfinal

  • Archivo

Históricamente, la presencia wayuu en territorios ubicados al norte de Sudamérica ha sido evidente, los cuales fueron divididos en la conformación de las República Colombia y Venezuela, implicando un cambio en el dominio colonizador de España a la figura de los Estados-Nación.

Hoy los wayuu asentados en territorio Colombiano y Venezolano han tenido que con figurar sus identidades acompañadas de problemáticas sociales, ideológicas, políticas y de frontera ante los Estados incapaces de garantizar sus derechos humanos y colectivos, particularmente el derecho a la vida, la salud, alimentación como elementos básicos de subsistencia están siendo afectados por diversos con ictos que alberga a estos pueblos.

Por diferentes medios de comunicación y ahora redes sociales constantemente se están denunciando, casos de wayuu que mueren de hambre, del lado colombiano es una realidad pública que han hecho los propios representantes gubernamentales, de nuestro lado, es decir; Venezuela, no hay un reconocimiento oficial de la problemática de hambre que viven estos grupos.

Contrariamente según los voceros oficiales los comités locales de abastecimiento y producción (CLAP) están cubriendo las necesidades de toda la península de la guajira.

Situación que desmienten los propios miembros de la comunidad wayuu, cuando afirman que no todos reciben el beneficio CLAP por no apoyar el partido de gobierno en Venezuela.

Además, según su propia opinión; “… la solución del hambre que viven los wayuu no la resuelve una “bolsa de comida”. Cabe preguntarse: ¿hay razones para decir que hay hambre en la guajira? Nos respondemos que obviamente sí. Y el problema es más grave en Colombia o Venezuela, eso depende de la perspectiva y ubicación de dónde se observe; en el caso de los wayuu lo asumen como un mismo problema.

En el caso oficial ni siquiera los gobiernos están tratando la situación en el marco de una política de integración fronteriza, eso indica una negación o ignorancia total al problema.

En síntesis, los nativos wayuu le piden y exigen protección de sus derechos humanos y colectivos a los gobiernos de Colombia y Venezuela, particularmente enfrentar la –hambruna– como una realidad critica en ambos países, ya que según sus propias palabras, se están muriendo de hambre.

Es un deber de las naciones, buscar atender con medidas prioritarias y políticas de impacto a corto, mediano y largo plazo, que reviertan los desaciertos hasta el momento aplicados para afrontar la pobreza y situación de hambre generalizada.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE