Maracaibo, Venezuela -

Opinión

Frente Regional en Defensa de la Constitución (LUZ-zulia), por Ángel Rafael Lombardi

miércoles 10/05/2017
5:19 AM
  • Ángel Rafael Lombardi

  • @versionfinal

  • Archivo

El poder en Venezuela hoy carece de ética y se fundamenta en una irracionalidad pendenciera inaceptable para una sociedad en el siglo XXI. La oligarquía socialista en el poder se ha encargado en destruir al país, con saña y abuso. Han roto con el hilo democrático a través de un persistente saboteo a nuestras más fundamentales instituciones. Hoy reniegan de la misma Constitución (1999) que surgió de su propio seno por considerarla contraria a sus aspiraciones de perpetuarse en el poder. La indignación colectiva es evidente. Y la protesta cívica en la calle se convierte en el único recurso válido para una población despreciada y maltratada por quienes mandan sin criterio y eficacia, dándole la espalda, al bien común.

Ya lo dijo la misma fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz: “No podemos exigir comportamiento pacífico y legal de los ciudadanos si el Estado toma decisiones que no van acorde con la ley”. Más claro, imposible. El derecho de los ciudadanos a defender su propia Constitución, nuestro pacto de país, donde cabemos todos aunque pensemos diferentes, está haciendo reaccionar a la sociedad entera. Muy especialmente, a una juventud, que mira atónita, como le están robando su futuro.

Los universitarios en LUZ hemos sido golpeados muy fuertemente por un régimen que desprecia el conocimiento y la inteligencia: nos han querido robar nuestro orgullo y dignidad a través de un empobrecimiento masivo que afecta nuestra calidad de vida junto a la de nuestros familiares; nos han querido vapulear entorpeciendo la autonomía e impidiendo ejercer la democracia universitaria. Aun así, no nos hemos dejado colonizar y seguimos resistiendo en pie y con gallardía.

La Universidad del Zulia (LUZ), hoy lidera un Frente Regional en Defensa de la Constitución, desde la unidad de toda su comunidad formada por estudiantes, obreros, empleados y profesores porque no puede evadir su función orientadora y responsabilidad histórica. Rechazamos las “actuaciones inconstitucionales y abusivas del Tribunal Supremo de Justicia a través de las sentencias 155 y 156, la represión desmedida de los cuerpos de seguridad del Estado en contra de los ciudadanos que ejercen el legítimo derecho a la protesta pacífica, que ha originado la muerte de una treintena de venezolanos y la propuesta de promover una Asamblea Nacional Constituyente Comunal, formulada por el Presidente de la República”.

LUZ mantendrá sus puertas abiertas porque no es incompatible: estudiar y luchar; investigar y protestar; además, queremos servir de punto de encuentro entre todos los sectores y fuerzas vivas de la región. He invitamos a la Gran Marcha Universitaria junto a la Sociedad Civil, este jueves 11 de mayo a las 8:00 a.m., saliendo de la plazoleta de la sede rectoral.

Venezuela unida nunca será vencida y recuperaremos la paz que nos han arrebatado y empezaremos a reconstruir, este, nuestro muy querido y hermoso país. ¡Qué viva la Universidad!

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE