Maracaibo, Venezuela -

Opinión

Dos capitales cuatricentenarias, por Judith Aular de Durán

miércoles 26/07/2017
12:39 PM
  • Judith Aular de Durán / Vicerrectora Académica de LUZ

  • @VersionFinal

  • Archivo

En estos días donde el ambiente político se encuentra en un punto álgido, es necesario recordar un poco la historia sobre la fundación de dos ciudades que dejaron su huella en el proceso independentista.

Ayer, 25 de julio, Santiago de León de Caracas, llamada “la ciudad de los techos rojos” o “la sultana del Ávila” como también se le conoce, arribó a sus 450 años de fundación.

La capital de la república, epicentro del acontecer político nacional apaga una vela más, sumida en un momento histórico que de seguro quedará plasmado en los futuros libros de Historia Contemporánea de Venezuela.

Debemos retroceder en el tiempo y recordar que los antecedentes de la fundación de Caracas, datan de 1560 cuando Francisco Fajardo estableciera el hato ganadero San Francisco. Luego en 1567 el conquistador español Diego de Losada, funda la ciudad con el nombre de Santiago de León de Caracas.

Como hecho curioso, hoy 26 de julio, la histórica y colonial Santa Ana de Coro, capital del estado Falcón, cumple sus 490 años de fundada.

Coro fue fundada por Juan de Ampíes en 1527, es Patrimonio Histórico de la Humanidad nombrada por la UNESCO en 1993 y fue la primera capital de Venezuela.

Entonces estamos hablando de la primera capital y la actual, cuyo legado histórico permanece vigente y son punto obligado de lectura para todos los jóvenes.

Cómo olvidar que Santa Ana de Coro fue la cuna de la Federación, la primera sede obispal de Latinoamérica y que además fue en el puerto de La Vela, donde el generalísimo Francisco de Miranda enarboló por primera vez el tricolor nacional.

De Caracas basta mencionar el fragmento de nuestro himno nacional: “Seguid el ejemplo que Caracas dio”. Cuna de la independencia, de nuestro libertador Simón Bolívar y de grandes movimientos que han contribuido con el progreso de nuestra nación.

Hoy cuando nuestro país se encuentra en un momento histórico trascendental, es necesario tener la gallardía, el ímpetu y la fuerza que tuvieron los habitantes de estas viejas ciudades de Venezuela por lograr los objetivos propuestos.

Extiendo un cordial saludo a todo el pueblo de Caracas y de Coro. Sigan adelante con el honor heredado por los libertadores en la defensa de la patria.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE