Maracaibo, Venezuela -

Opinión

Dios actúa en el corazón de cada persona, por Judith Aular de Durán

miércoles 12/04/2017
5:43 AM
  • Judith Aular de Durán

  • @versionfinal

  • Archivo

El cristiano está llamado a volver a Dios “de todo corazón” (Jl 2,12), a no contentarse con una vida mediocre, sino a crecer en la amistad con el Señor. Jesús es el amigo el que nunca nos abandona, porque incluso cuando pecamos espera pacientemente que volvamos a Él y, con esta espera, manifiesta su voluntad de perdonar (cf. Homilía, 8 enero 2016).

Estas palabras del papa Francisco nos convoca a la reflexión de nuestra fe, a ser conscientes del proyecto de amor que Dios tiene para cada uno; es un llamado a la acción de cambio de las nuevas generaciones a partir de las permutas que podamos constituir desde nuestros espacios.

No conformarnos con los acontecimientos que nos abaten, es fundamental para reconocer la presencia de Dios que actúa en el corazón de cada hombre y mujer a través de los sentimientos e ideas para que se practiquen los valores cristianos en cada acción y cada palabra.

Por esto, es importante que Venezuela se reúna hoy en la iglesia para acompañar a Jesús, en su paso al Calvario, este acontecimiento nos debe llevar a una transformación en nuestra fe que “no es un refugio para gente pusilánime, sino que ensancha la vida.

Hace descubrir una gran llamada, la vocación al amor, y asegura que este amor es digno de fe, que vale la pena ponerse en sus manos, porque está fundado en la delidad de Dios, más fuerte que todas nuestras debilidades” (Lumen dei, 53).

Es necesario que reconozcamos entonces que es través de la fe que el hombre es capaz de abrir las puertas del servicio al prójimo, arraigándose en la oración y en la petición del don del Espíritu para que este los guíe a realizar un verdadero camino de conversión, para así redescubrir el don de la Palabra de Dios y dar un testimonio pleno de la alegría de la Pascua.

Desde la Parroquia Universitaria “San Juan Crisóstomo y San Juan Pablo II” elevamos plegarias por las capacidades personales de nuestros profesionales, de nuestros estudiantes, y la juventud venezolana, poniéndolas al servicio de un sólido proyecto de crecimiento común, para que prevalezca la reconciliación entre todos los venezolanos y continúen en la búsqueda de sus sueños y metas.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE