Maracaibo, Venezuela -

Opinión

Desaparece el “oro verde del Zulia”, por Werner Gutiérrez Ferrer

viernes 08/07/2016
2:17 AM
  • Werner Gutiérrez Ferrer

  • @versionfinal

  • Archivo

Con aproximadamente 60 mil hectáreas establecidas con el cultivo del plátano, la región Sur del Lago de Maracaibo se llegó a constituir en una de las zonas productoras de esta musácea mas importantes del mundo. Tres municipios del Zulia, Francisco Javier Pulgar, Colón y Sucre, hicieron de Venezuela uno de los mayores productores de esta fruta en Latinoamérica.

Aun hoy, sobreponiéndose a diversos factores naturales, así como a las consecuencias negativas de la aplicación de erradas políticas agrícolas, el plátano zuliano continua cubriendo el 70 % de la demanda nacional, sin embargo, ya no se está exportando, y la superficie en nuestro estado ha disminuido a alrededor de 25.000 hectáreas.

El marcado intervencionismo del estado ha sido uno de los detonantes de la caída de la producción. En el año 2010, el gobierno oficializó la creación de una “Empresa Mixta para la Producción, Procesamiento, Exportación y comercialización de Musáceas”. El presidente Hugo Chávez autoriza a la Corporación Venezolana de Alimentos para que proceda a la constitución de esta nueva organización bajo la gura de sociedad anónima, en la cual el estado posee el 51 % de las acciones, mientras la empresa de Rusia Zao Bonanza International, posee el 49 % restante.

El MPPAT, Juan Carlos Loyo, anunció a finales del 2010, que el gobierno con la participación de los pequeños productores desarrollaría un sistema de producción y exportación de plátanos, así mismo, el Instituto Nacional de Tierras procede al “rescate” de 47 fincas en la región Sur del Lago de Maracaibo, entre las cuales se encontraba la Hacienda Hoya Grande, principal productora de plátanos del país, y una de las más grandes de Latinoamérica.

Esta finca fue un modelo exitoso de producción, que mostraba rendimientos muy superiores de plátano por hectárea al promedio nacional. Hoy lastimosamente en manos del estado venezolano, su producción ha caído a niveles prácticamente insignificantes. Igual suerte han tenido todas las fincas expropiadas, como la Finca Bolívar.

Hasta los momentos se desconoce la suerte de esta empresa mixta Ruso-venezolana, mientras que los containers refrigerados con los apetitosos plátanos zulianos son extrañados en diversos puertos del mundo.

Venezuela se había constituido, antes de estas medidas arbitrarias, como uno de los principales exportadores de plátano del mundo, fruta que era muy apetecible en Europa, Estados Unidos y las Islas del Caribe. Nuestro país llegó a exportar alrededor de 25 mil cajas de plátano por semana, alcanzando un volumen anual de entre 18 a 20 millones de kilogramos. Podremos retornar el camino del éxito alcanzado, claro que sí. El compromiso de nuestra gente, las potencialidades y fortalezas continúan aquí, los sueños aún nos acompañan. Al cambiar el modelo agrícola-económico el “oro verde del Zulia” volverá al mercado internacional . ¡Sí se puede!

 

 

 

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE