Maracaibo, Venezuela -

Opinión

Cifras que desnudan el hambre del “soberano”, por Werner Gutiérrez Ferrer

viernes 09/09/2016
9:34 AM
  • Werner Gutiérrez Ferrer- Exdecano de la Facultad de Agronomía de LUZ

  • @versionfinal

  • Archivo

Según estudio divulgado por la Comisión permanente de desarrollo social integral de la Asamblea nacional, hoy el 15,7% de los consultados, lo cual representaría 4.8 millones de venezolanos, admite haber recurrido a residuos de comida desechados por establecimientos comerciales para poder alimentarse.

Esta investigación fue realizada por la consultora More Consulting, levantando la información de campo entre el 8 y el 12 de agosto pasado, corroborando los resultados ya reportados por otras empresas encuestadoras, y lo advertido por estudios elaborados por el sector académico del país como Encovi, y otros por parte de organizaciones no gubernamentales como el Observatorio venezolano de conflictividad social, en relación a la magnitud de la crisis humanitaria que vive la población venezolana por inaccesibilidad a los alimentos.

Según los resultados reportados por este estudio, solo el 24,8% de los consultados afirma comer tres veces al día, ingiriendo lo que ellos consideran una dieta balanceada, esto lo define el estudio como una “dieta optima”. Es decir, que solo alrededor de 7,4 millones de venezolanos disfruta el “privilegio” de tener el derecho de dar alimentos a sus familias en las proporciones que ellos desean tres o más veces al día.

Esto indica que 23.3 millones de “compatriotas” no disfrutan del derecho humano fundamental a disponer de los alimentos en el momento y en la cantidad que requieren. Suena aún más dura esta penosa realidad cuando en el informe presentado por la comisión de la Asamblea Nacional establece que el 24.2 % de los entrevistados admite ingerir lo que la encuestadora define como una dieta grave, lo cual nos indica que 7.3 millones de personas de ese “pueblo soberano” al llegar la noche solo ha logrado “comer dos veces comida grave o una vez comida optima, media o grave”.

Al revisar detalladamente este estudio hay una cifra que debe sensibilizarnos, y llenarnos de la fortaleza necesaria para luchar decididamente para cambiar el rumbo actual de nuestra Venezuela, “el 57,8 % de las personas encuestados declara haber dejado de comer para dar comida sus hijos o representados”.

Ninguno de nosotros, estimado lector, puede permitirse el dormir tranquilo al saber que casi ocho de cada diez venezolanos, hoy irán a la cama con hambre. Este gran país dispone de todas las riquezas naturales necesarias, y de un enorme talento humano comprometido y preparado para superar en el corto plazo esta tragedia.

Es indispensable el lograr la voluntad política necesaria para conquistar un cambio de rumbo. Nos urge alcanzar el espacio y la libertad necesaria para unir esfuerzos, dejando de lado mezquindades y dogmas ideológicos e intereses particulares y políticos para construir un nuevo modelo económico – agrícola que sea capaz de concederle el sagrado derecho al bienestar y progreso a mas de 30 millones de venezolanos. ¡Sí se puede!

 

 

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE