Maracaibo, Venezuela -

Opinión

Buenos deseos no preñan vacas, Werner Gutiérrez Ferrer

viernes 12/08/2016
1:53 PM
  • Werner Gutiérrez Ferrer

  • @versionfinal

  • Archivo

Freddy Bernal, jefe de los CLAP nos ha prometido “alcanzar la autonomía autogestionaria en la producción de 18 rubros, entre los que se cuentan la carne y la leche”. En el Zulia, el gobernador Francisco Arias Cárdenas, afirma estar trabajando en conjunto con el Ministro de Producción Agrícola y Tierras, Wilmar Castro Soteldo, y promete “elevar la producción de leche y carne en el estado”.

Los venezolanos y especialmente los zulianos, luego de 17 años vemos con escepticismo estos anuncios repetitivos. La mayoría tenemos ya plena conciencia que la dura y cruel realidad es que día a día, continua mermando la producción de leche y carne en nuestra región, presentando una caída de alrededor de 60 % en los últimos años.

El gobierno regional se aferra a la llegada de 220 toneladas de semillas de pasto como solución milagrosa a todos los problemas del sector ganadero, afirmándose que “en septiembre estarían sembradas 40 % de las hectáreas, lo que reflejaría un incremento en la producción de leche para octubre; mientras que la carne creemos que para la venidera primavera, por cuestión de engorde”.

El atreverse a hacer este tipo de anuncios es muy sencillo porque definitivamente “la agricultura se ve fácil cuando el arado es un lápiz y se está a millas de distancia del campo”. Mientras escuchamos estas buenas intenciones, más de 8.500 reses son robadas de los predios zulianos sin encontrar responsables, y solo de la finca los Paredones se pierden 2 mil litros de leche por día, por estar invadida sin que nadie restituya el orden. En este escenario, ningún estado puede aumentar la producción de leche y carne.

Las actuaciones de la Gobernación del estado Zulia han sido consideradas por los gremios ganaderos como insuficientes. Luego de diversas reuniones y de presentar las denuncias respectivas no se vislumbra solución alguna, al contrario, las acciones vandálicas y la impunidad se incrementan en las zonas agroproductoras.

Si realmente se quiere transformar la realidad del sector agro productor venezolano, la única manera posible es actuando diferente, de lo contrario dichas intenciones, se quedarán solo en eso, en intenciones. La sabiduría popular es muy cierta “deseos no preñan vacas, ni producen carne y leche”.

El no ceñirse a la realidad para un gobernante casi siempre es fácil mientras no se consideren las consecuencias, pero en este caso los efectos de sus actos e inacciones han llevado al hambre al 77 % de los hogares de mi pueblo, y hoy 53.3 % de los venezolanos declara hacer dos o menos comidas al día.

Vamos a dejar atrás las intensiones, y convirtámoslas en acciones contundentes y efectivas contra la delincuencia que azota al Zulia. Le corresponde a ustedes señores del gobierno y a sus cuerpos de seguridad demostrar estar en capacidad de controlar los robos, invasiones y desmantelamiento de fincas, secuestros y extorsiones. Cuando realmente se quiere, !si se puede!

 

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE