Maracaibo, Venezuela -

Opinión

Astucia Cristiana, por Jorge Lombardi

miércoles 20/06/2018
2:13 PM
  • Versión Final

  • @VersionFinal

  • Archivo

Con más de dos mil años de historia y aproximadamente 1254 millones de católicos en el mundo quienes representan el 17% de la población mundial, la iglesia católica es una de las instituciones mas longevas de de la humanidad, llena de aciertos y desaciertos sigue siendo una de las instituciones mas respetadas en el mundo, además cuenta con una larga y productiva experiencia que la convierte a mi modo de ver en una institución de gran sabiduría.

Según la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) el 88% de la población venezolana es católica, es decir aproximadamente 25 millones de venezolanos, de ser cierto este dato podríamos afirmar que la influencia de la iglesia católica en Venezuela es evidente, ahora bien, ante esta realidad nos preguntamos: ¿porque prevalece en la sociedad venezolana la división, confrontación y odio? ¿ha fallado la Iglesia o sus seguidores?

Dejo estas interrogantes sobre la mesa para que cada uno haga sus reflexiones y responda según su propio criterio, lo cierto es que el comportamiento general de la población, comenzando por su elite política y líderes en general ha sido contraria al mensaje que por mas de dos mil años ha evangelizado la iglesia católica: “el amor al prójimo”

El amor al prójimo es una frase muy profunda que ha sido ampliamente analizada, dentro de ella tenemos conceptos como el Amor, Respeto, Solidaridad, Dios, Desprendimiento, Sacrificio, Unidad, Perdón. Ahora bien, ¿porque formado mayoritariamente el pueblo venezolano en el concepto del amor al prójimo, hoy esta tan alejado de el? Esta es otra interrogante que dejo sobre la mesa para la reflexión libre de cada uno.

Venezuela vive una tragedia que a mi modo de ver tiene responsables directos pero que en el fondo tiene su origen en una acumulación de vicios arrastrados de generación en generación que han contaminado a la sociedad en general, no olvidemos que Chávez llega al poder con una votación masiva de casi el 60% y Carlos Andrés Pérez en su segundo mandato con mas del 50%, estos resultados hablan por si mismos y generan razonables dudas sobre nuestro contradictorio comportamiento.

Ahora bien, regresemos al presente, tenemos un país dividido y con una grave crisis, ¿Qué hacer? Ante esta interrogante, acudo a la sabiduría de la iglesia católica para que nos dé una orientación y tratar una vez puestos de acuerdos seguir sus consejos coherentemente, al respecto la Iglesia Católica ha sido coherente y reiterativa: “Dialogo y Elecciones” desde el Papa Francisco hacia abajo esta ha sido la predica, el ultimo ejemplo de esta afirmación lo ha dado el Cardenal Urosa en sus ultimas declaraciones en donde exige repetir las elecciones presidenciales pero con unas condiciones mínimas que deben lograrse a través del dialogo,  a esto debemos sumarle la reunión sostenida el 14 de junio entre el presidente Nicolas Maduro y los eminentísimos representantes del vaticano, el nuncio apostólico Aldo Giordano y el cardenal de la congregación para la causa de los santos Ángelo Amato, de tal manera que la línea de acción de la iglesia es muy clara, queda en manos de los venezolanos decidir si tomamos esta ruta que a mi modo de ver es acertada, seria y pacifica o seguimos en las aventuras infantiles del “!vete ya!”

La política debe ser ejercida con seriedad e inteligencia, usando lo que el Papa Francisco llama “astucia cristiana”, mientras la oposición no se ubique correctamente en el contexto de la realidad será muy difícil derrotar a un enemigo astuto y maligno, seguiré insistiendo que a Venezuela solo lo salvan los venezolanos y serán los venezolanos quienes decidan cuando terminar con su propia pesadilla.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE