2017 en positivo, por Dante Rivas

dante-rivas

Estamos estrenando un nuevo año en esta Venezuela prometedora. El encuentro del 31, el brindis siempre esperanzado en que vendrán tiempos mejores, nos llenó de entusiasmo para arrancar con todo el nuevo año. Nada es fácil. Más bien hay demasiadas complicaciones que no pueden solucionarse con eslóganes, discursos, leyes y decretos. Ese es un error que ya no debiera repetirse.

Acá lo que es necesario es hablar de producción venezolana. De inversión genuina en proyectos realistas, que aprovechen lo que tenemos y que nos vaya permitiendo sustituir importaciones de productos que antes se producían con niveles de exportación: carne de res, leche, lácteos, café, maíz, caraotas, frutos del mar, ropa y zapatos, entre muchos otros. Artículos sencillos, cuya creación genera puestos de empleo de calidad, muy necesarios para todos.

No debemos abandonar la idea que empezamos a implementar de la desburocratización para acelerar los procesos y combatir la corrupción estructural en todo el sistema público y privado. Tampoco podemos obviar la importancia que tiene que todas estas premisas se plasmen en nuestras leyes para poder avanzar con pasos firmes y normas claras. Por eso, les dejo nuevamente, a modo de aporte para los legisladores, los proyectos de ley que presentamos en Nueva Esparta con la esperanza de que los hagan propios.