Maracaibo, Venezuela -

Mundo

Trump recibe al Giuseppe Conte, primer ministro italiano, con quien comparte su ideología

La prensa italiana sugiere que la razón del encuentro es el impulso de la imagen de Conte, quien a menudo es eclipsado por Luigi Di Maio y Matteo Salvini, vice primer ministro y administrador de Interior respectivamente

lunes 30/07/2018
3:06 PM
  • AFP

  • @VersionFinal

  • Cortesía

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, recibió este lunes en la Casa Blanca al primer ministro italiano, Giuseppe Conte, un populista con el que comparte puntos de vista sobre inmigración y comercio.

La visita comenzó con un apretón de manos y una sonrisa de Conte en el pórtico del Ala Oeste.

Trump dijo en la Oficina Oval que era un “gran honor” recibir a Conte, y elogió al líder italiano por hacer un “trabajo fantástico”, señalando que se conocieron y se hicieron amigos en la reciente cumbre del G7 en Canadá.

Ambos tienen prevista una reunión bilateral más extensa antes de la rueda de prensa prevista a las 2:00 de la tarde, hora local.

Conte ha “tomado una postura muy firme” en materia de inmigración, dijo Trump, quien a su vez aplicó una política fronteriza de “tolerancia cero” entre mayo y junio, lo cual provocó que cientos de menores fueran separados de sus padres al ingresar desde México sin documentos.

“Estoy muy de acuerdo (con) lo que usted está haciendo con respecto a la migración y la inmigración ilegal, e incluso a la inmigración legal”, dijo Trump, alentando a otros países europeos a seguir su ejemplo.

Conte fue elegido para dirigir el gobierno italiano por los líderes de los partidos que ganaron las elecciones en marzo: Luigi Di Maio, del euroescéptico Movimiento Cinco Estrellas (M5S), que es vice primer ministro; y Matteo Salvini, del ultraderechista La Liga, que ocupa la cartera de Interior.

Figura eclipsada

La prensa italiana ha sugerido que la reunión con Trump servirá para impulsar la figura de Conte, a menudo eclipsado por Di Maio y Salvini.

Salvini se robó los titulares el domingo al publicar un polémico mensaje en Facebook – “muchos enemigos, mucho honor” – haciéndose eco de una conocida frase del dictador fascista Benito Mussolini al celebrarse el 135 aniversario de su nacimiento.

Conte busca reformar el Reglamento de Dublín, una norma de la Unión Europea (UE) que establece que el país que un migrante pisa primero es el responsable de gestionar su solicitud de protección internacional.

Italia argumenta que la ley impone una carga injusta a los países del Mediterráneo, y su nuevo gobierno populista ha intensificado la presión sobre otros países de la UE para que compartan la responsabilidad de los refugiados que llegan.

El gobierno de Conte cerró los puertos de Italia a los inmigrantes y rechazó varios barcos con refugiados rescatados en el mar, amenazando el futuro de esas operaciones de ayuda.

Amistad con Rusia

Tanto Trump como Conte están también a favor de mejorar las relaciones con Rusia.

El mandatario estadounidense, enfrentado con sus aliados tradicionales en temas como comercio, cuidado del medio ambiente e Irán, abrió otro frente en la última reunión del G7, al pedir que Rusia vuelva a las reuniones de ese selecto grupo, acabando así con el aislamiento por la anexión de Crimea en 2014.

“Creo que sería bueno para Rusia, creo que sería bueno para Estados Unidos, creo que sería bueno para todos los países del G7 actual”, afirmó entonces Trump.

Conte, que se estrenaba en la escena internacional en el G7, coincidió con Trump, diferenciándose de sus colegas europeos.

Trump y Conte comparten además los mismos cuestionamientos sobre el libre comercio.

Trump instó a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) tras salirse del acuerdo Transpacífico (TPP), mientras que Conte se negó a ratificar el Acuerdo Económico y Comercial Global (CETA) entre la UE y Canadá.

No tan “aliado”

Sin embargo, según Nick Ottens, del centro de análisis Atlantic Council, Trump “puede no encontrar al aliado que espera” en Conte.

En comercio, el escepticismo del nuevo gobierno italiano sobre los acuerdos multinacionales hace peligrar el objetivo de Trump de eliminar todos los aranceles de la UE, señaló Ottens.

En el ámbito de la defensa, Italia ha dicho que no tiene posibilidades de alcanzar el objetivo de gasto del 2% del PIB, y mucho menos el de 4% pedido por Trump en la última cumbre de la OTAN.

A principios de julio, la ministra de Defensa italiana, Elisabetta Trenta, suspendió la compra de aviones de combate F-35, de los cuales Estados Unidos es el principal contratista.

La participación de Italia en las operaciones de la OTAN en Afganistán, Irak y Siria estará en las agendas de ambos líderes, junto con los esfuerzos diplomáticos de Italia en Libia.

Pero un punto de desacuerdo será el enfrentamiento de Trump con Irán y las sanciones que perjudican las relaciones comerciales ítalo-iraníes.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE