Trump niega que Rusia tenga información comprometedora sobre él

Republican presidential nominee Donald Trump acknowledges supporters after speaking at a campaign event at the Eisenhower Hotel in Gettysburg, Pennsylvania on October 22, 2016. / AFP PHOTO / MANDEL NGAN

El presidente electo estadounidense Donald Trump negó enérgicamente este miércoles las explosivas informaciones de que la inteligencia rusa había recopilado comprometedora información personal y profesional suya.

“Rusia nunca ha tratado de tener influencias sobre mí. ¡NO TENGO NADA CON RUSIA – NINGÚN ACUERDO, NINGÚN CRÉDITO, NADA DE NADA!”, dijo Trump en Twitter, al reaccionar a las informaciones, no confirmadas, que circulaban en los medios estadounidenses.

Los medios indicaron el martes que los jefes de inteligencia de Estados Unidos dijeron a Trump que agentes rusos afirmaban tener información personal y financiera suya comprometedora, reunida en memorandos que circulan por Washington.

La información fue presentada a Trump el viernes pasado durante un encuentro con los directores de las agencias de espionaje que debían informarle sobre la presunta interferencia rusa de la campaña electoral, indicó la prensa.

“Las agencias de inteligencia nunca deberían haber permitido que esas falsas noticias “se filtraran” al público. Un último disparo contra mí. ¿Estamos viviendo en la Alemania nazi”, reaccionó Trump, según reseña AFP.

La cadena CNN dijo que en esos informes se detallan contactos que personas allegadas a Trump habrían realizado con funcionarios rusos.

También se mencionan grabaciones en video de fiestas con prostitutas de las que el ahora presidente electo habría participado en Rusia en 2013.

“Noticias falsas – ¡una cacería de brujas total!”, reaccionó este martes el mandatario electo en Twitter, mientras que el Kremlin afirmó este miércoles que carecía de “informes comprometedores” sobre Trump.

“El Kremlin no tiene informes comprometedores sobre Trump”, dijo a la prensa el portavoz del presidente Vladimir Putin, Dimitry Peskov, quien afirmó que esas alegaciones eran una “total falsedad” y sólo pretenden “minar las relaciones bilaterales” entre Washington y Moscú.

Por su parte, el presidente saliente Barack Obama dijo a la cadena NBC que “no comento sobre informaciones clasificadas”.

La autenticidad de las 35 páginas de documentos -fechados entre junio y diciembre de 2016- aún no ha sido confirmada por ninguna fuente, pero detallan contactos que habrían realizado enviados de Trump en República Checa y Rusia.