Maracaibo, Venezuela -

Mundo

Temor de nuevos ataques contra venezolanos en frontera norte de Brasil

La gobernadora de Roraima, el estado amazónico limítrofe con Venezuela, pidió al Supremo Tribunal Federal que suspendiera la entrada de inmigrantes y que acelerase su distribución por los otros 26 estados del país

lunes 20/08/2018
4:20 PM
  • AFP

  • @VersionFinal

  • AFP

El flujo de peatones y vehículos en la frontera entre Brasil y Venezuela se normalizó este lunes, aunque los inmigrantes venezolanos en Pacaraima temen ser blanco de nuevos ataques como los del sábado, cuando residentes quemaron sus pertenencias en las calles.

La presencia de tropas de la Fuerza Nacional brasileña es notoria en las inmediaciones del puesto fronterizo, antes incluso de la llegada de los refuerzos prometidos el domingo por el presidente Michel Temer, quien convocó por la tarde a una nueva reunión ministerial para “buscar soluciones” a esa situación.

El ministro-jefe del gabinete de Seguridad Institucional, Sérgio Etchegoyen, aseguró que la zona estaba “más tranquila”, con tensiones, pero sin “perspectiva de conflicto”.

Así y todo, la gobernadora de Roraima, el estado amazónico limítrofe con Venezuela, pidió al Supremo Tribunal Federal (STF) que suspendiera la entrada de inmigrantes y que acelerase su distribución por los otros 26 estados del país.

Una juez de la corte suprema había cancelado el pasado 6 de agosto una decisión de una magistrada federal, aplaudida por la gobernadora Suely Campos, de suspender la entrada por tierra de venezolanos.

Cerrar la frontera es impensable porque es ilegal. La ley determina acoger refugiados e inmigrantes en esa situación”, dijo Etchegoyen. “Es una solución que no ayuda en nada a la demanda humanitaria”.

Los ataques del sábado se desataron tras la agresión a un comerciante brasileño, que resultó herido. Familiares de la víctima responsabilizaron a los inmigrantes y decenas de vecinos de Pacaraima, en represalia, atacaron los dos principales campamentos improvisados de los venezolanos y quemaron sus pertenencias. Unos 1.200 huyeron, cruzando la línea divisoria de vuelta a su país.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE