Primer ministro japonés visita Filipinas para reunirse con Duterte

TOKYO - SEPTEMBER 12: Japanese Prime Minister Shinzo Abe speaks during a press conference at his official residence on September 12, 2007 in Tokyo, Japan. Abe announced his resignation as Japanese Prime Minister, less than a year after first taking the post. (Photo by Koichi Kamoshida/Getty Images)

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, inició este jueves una visita de dos días en Filipinas, donde se reunirá con el presidente filipino, Rodrigo Duterte, en la primera escala de una gira que también incluirá Australia, Indonesia y Vietnam.

Abe llegó, procedente de Tokio, al Aeropuerto Internacional Ninoy Aquino de Manila poco antes de las 15.00 hora local (07.00 GMT) e inmediatamente se dirigió al palacio presidencial de Malacañang para la recepción de bienvenida y una primera cumbre bilateral con Duterte, según las imágenes divulgadas por la televisión local.

En la reunión, ambos líderes prevén abordar “la cooperación contra el terrorismo, proyectos de rehabilitación de las drogas, desarrollo de infraestructuras, cooperación marítima y proyectos de desarrollo”, indicó del Departamento de Exteriores de Filipinas en un comunicado.

Se trata de la tercera visita de Abe a Filipinas, que se produce tres meses después del viaje oficial de Duterte a Japón.

Abe prevé reunirse hoy con empresarios locales antes de partir a última hora de la tarde a Davao, la ciudad sureña donde Duterte fue alcalde durante más de dos décadas ganándose el apodo de “el castigador” por su dura y polémica campaña contra el crimen.

Ambos mandatarios volverán a reunirse mañana en Davao, ciudad que hasta ahora nunca ha recibido la visita de un jefe de Estado extranjero y donde Abe también asistirá a una conferencia de empresarios y visitará la Universidad Internacional de Mindanao.

Ese mismo día, el primer ministro japonés dará por concluida su visita a Filipinas y proseguirá con su gira por la región de Asia y el Pacífico, que también incluye las ciudades de Sídney, Yakarta y Hanoi antes de regresar a Tokio el martes 17.