Maracaibo, Venezuela -

Mundo

Piñera: “Intervención del papa en Iglesia chilena era necesaria”

El mandatario consideró que la Iglesia chilena cometió dos grandes faltas

lunes 04/06/2018
12:36 PM
  • EFE

  • @VersionFinal

  • Archivo: EFE

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, afirmó hoy que la intervención del papa Francisco en la Iglesia chilena era necesaria para “limpiar” el clero después de los casos de abusos sexuales que se han conocido estos últimos años.

“Me alegro de lo que está pasando hoy porque si bien es tremendamente doloroso para una persona cristiana como soy yo, creo que era absolutamente necesario para limpiar la Iglesia y que pueda iniciar una nueva etapa”, dijo el presidente en una entrevista con Radio ADN.

“Yo espero que esta acción que ha tomado el papa Francisco signifique un renacer de la Iglesia, mucho más respetuosa de los niños, más cercana a la gente, menos pomposa, más comprometida con los más pobres y vulnerables, no más elitista”, añadió Piñera.

El mandatario consideró que la Iglesia chilena cometió dos grandes faltas. La primera, explicó, es que “demasiados” miembros del clero han cometido “abusos brutales” contra menores de edad, a lo que hay que sumar que una parte de la jerarquía eclesiástica decidió encubrir esos abusos.

“Eso es un grave error, se equivocó la Iglesia porque en lugar de proteger a los niños inocentes, que es el mandato bíblico, se preocupó de defender corporativamente a miembros de la Iglesia y eso duró demasiado tiempo”, manifestó.

La Iglesia católica chilena pasa por la peor crisis de su historia después de que el papa Francisco decidiera intervenir de manera directa en los abusos sexuales cometidos por sacerdotes y la impunidad en que se mantuvieron durante décadas.

En mayo pasado todos los obispos chilenos pusieron sus cargos en manos del papa después de reunirse con Francisco en el Vaticano para encarar los abusos, principalmente los que cometió el cura Fernando Karadima y que, presuntamente, encubrieron el obispo Juan Barros y otros prelados.

La semana pasada el papa anunció que enviará al maltés Charles Scicluna y al español Jordi Bartomeu, quienes ya elaboraron un informe sobre los abusos a menores por parte del clero chileno, a la diócesis de Osorno, donde se encuentra Juan Barros.

Y este fin de semana pasado el pontífice recibió en Roma a cinco sacerdotes y dos laicos chilenos que fueron víctimas de abusos sexuales y de poder por parte de Karadima, un influyente sacerdote que fue condenado en 2011 por la Justicia canónica a una vida de reclusión y penitencia por abusar de menores.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE