Maracaibo, Venezuela -

Mundo

Niños sordos fueron abusados sexualmente por sacerdotes en “La Casita de Dios”

En el caso, que salió a la luz pública finalizando el 2016, están implicados 14 personas, entre los que se encuentran dos sacerdotes, dos monjas y varios trabajadores de la institución

martes 31/07/2018
3:26 PM
  • Jesús Labarca

  • @J_A_Labarca

  • Archivo: Télam

En el salón llamado “La Casita de Dios” de un instituto para niños con problemas auditivos en Argentina los sacerdotes encargados abusaron sexualmente de los pequeños internados.  Al menos 20 personas han denunciado ser victimas de estos crímenes.

Del caso que salió a la luz pública finalizando el 2016, están implicados 14 individuos, en lo que se encuentran  dos sacerdotes, dos monjas y varios trabajadores de la institución ubicada en la provincia de Mendoza. Se informó que el juicio formalmente iniciará en los próximos meses, tal como reseño la revista People en Español.

La comunidad católica quedó impactada cuando revelaron los detalles iniciales sobre el tema. Las investigaciones mostraron que una monja de origen japones llamada Kumiko Kosaka era quien ayudaba a los sacerdotes en la elección de los niños que podrían convertirse en víctimas de los depredadores sexuales.

“Eran niños muy pobres, con familias con problemas, que (casi no los) veían porque estaban internados. Además los elegidos eran los que tenían más dificultades para comunicarse con sus padres, los que no conocían el lenguaje de signos”, reveló Sergio Salinas, uno de los abogados de las victimas, en 2017.

“La monja la llevaba (a una de las víctimas) a la habitación del cura … un día le puso un pañal para disimular la hemorragia y poder llevarla al comedor. Le dolía tanto que no se podía sentar. Ella les hizo ver pornografía, hacía que las niñas se tocaran”, reveló Salinas.

Las denuncias publicadas develan las atrocidades a las que fueron sometidas los niños. Algunos de ellos han alegado que en ocasiones eran encadenados, obligados a tener relaciones con varias personas a la vez y a tener sexo entre ellos mismos mientras sus abusadores los miraban.

 

 

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE