Maracaibo, Venezuela -

Mundo

Un militar muerto en atentado contra depurador de policía de Honduras

viernes 16/12/2016
7:45 AM
  • AFP

  • @versionfinal

  • Archivo

Un soldado murió y otros dos resultaron heridos en un atentado a tiros perpetrado la noche del jueves en la capital hondureña contra el secretario de la comisión de depuración de la policía, quien resultó ileso junto a su esposa, informó un miembro del organismo.

El también secretario general de la Confraternidad Evangélica de Honduras, pastor Jorge Machado, “llegaba a su casa junto a su esposa en su vehículo cuando (desconocidos) le dispararon con armas de grueso calibre desde una camioneta”, relató a la AFP Carlos Hernández, asesor de la Comisión Especial de Depuración y Transformación de la Policía Nacional.

Añadió que de tres miembros de la Policía Militar que acompañaban a Machado en un vehículo blindado repelieron el ataque perpetrado en una colonia de clase media alta al sur de la capital, “uno de ellos murió y los otros dos resultaron heridos, uno de gravedad”.

El ataque demuestra que los miembros de la policía sometidos a la depuración son “gente muy poderosa y es un mensaje claro de que son reales las amenazas que recibimos desde que asumimos el cargo”, advirtió Hernández.

La comisión integrada por miembros de la sociedad civil y el ministro de Seguridad, Julián Pacheco, fue nombrada por el presidente Juan Orlando Hernández en abril pasado, para que sacara a los miembros de la policía que estuvieran vinculados al crimen organizado.

La comisión fue integrada porque The New York Times y diario El Heraldo de Tegucigalpa divulgaran un informe, según el cual los altos mandos policiales mandaron a matar al zar antidrogas, Arístides González, en 2009, por órdenes de un capo de la droga, Wilter Blanco, y luego mandaron a matar también al asesor en seguridad, Alfredo Landaverde.

Blanco, quien era pedido en extradición por Estados Unidos, fue capturado en Costa Rica en noviembre pasado.

Desde el 2012 empezó un proceso de depuración de la policía al descubrir la fiscalía que sedes enteras formaban carteles de narcotraficantes, sicarios, roba carros y otros delitos.

Desde abril, uno 2.000 policías, desde altos oficiales hasta agentes, han salido de la institución la mayoría destituidos, aunque sin ser acusados en los tribunales por dificultades para comprobarles los delitos y otros se han ido por su propia voluntad antes de que los despidan.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE