Maracaibo, Venezuela -

Mundo

May pide a UE que “evolucione” su posición para lograr acuerdo de Brexit

Hasta ahora la única medida acordada es la de mantener a Irlanda del Norte alineada con normas de la unión aduanera y el mercado único, postura que la primera ministra británica rechaza por que levantaría la futura frontera en el Mar de Irlanda y dejaría a la provincia fuera del mercado interno de Reino Unido

viernes 20/07/2018
8:07 AM
  • EFE

  • @VersionFinal

  • Archivo

La primera ministra británica, Theresa May, defendió hoy su plan de salida de la Unión Europea (UE), recogido en el llamado Libro Blanco, y pidió a Bruselas que “evolucione” su posición sobre el “brexit” para llegar a un acuerdo que evite una frontera estricta en Irlanda del Norte.

La UE tiene la responsabilidad “para responder ahora” a su propuesta de divorcio, dijo la líder conservadora durante un discurso pronunciado en Belfast, al final de un viaje de dos días a la región, donde visitó por primera vez desde el referéndum sobre el “brexit” de 2016 la frontera con la República de Irlanda para abordar las preocupaciones de la ciudadanía.

Con esas palabras volvió a rechazar el contenido del acuerdo alcanzado con Bruselas el pasado diciembre, cuando se comprometió a mantener a Irlanda del Norte alineada con algunas normas de la unión aduanera y el mercado único para evitar el restablecimiento de una barrera estricta, clave para la economía de la isla y su proceso de paz.

Esa salvaguarda, recordó, situaría la futura frontera en el Mar de Irlanda y dejaría a la provincia británica fuera del mercado interno británico, al tiempo que pondría en peligro la integridad territorial de todo el país.

“Mientras negociamos la salida de la UE, mi prioridad absoluta es proteger y reforzar nuestra valiosa unión, asegurando que el acuerdo que logremos es bueno para todas las partes del Reino Unido”, declaró May.

A este respecto, el consejo de la UE de Asuntos Generales celebra hoy un encuentro en Bruselas para abordar el “brexit” y evaluar de forma conjunta el citado Libro Blanco.

May consensuó ese texto el pasado 6 de julio, pero provocó la dimisión de dos ministros y otros cargos de menos rango al proponer crear un mercado común de bienes británico-comunitario con cierta armonización reguladora, algo inaceptable para los partidarios de un “brexit” duro o la ruptura total con la UE.

Las divisiones en el Parlamento británico, donde se han aprobado esta semana enmiendas al Libro Blanco, han debilitado la posición de May, que también depende para gobernar en minoría del Partido Democrático Unionista (DUP), mayoritario entre la comunidad protestante norirlandesa.

El DUP tampoco quiere el restablecimiento de una frontera dura en Irlanda del Norte, pero rechaza una barrera en el Mar de Irlanda, pues entiende que pondría en peligro su relación con el resto del Reino Unido.

En este contexto de parálisis, los 27 países miembros que permanecerán en el bloque tras el “brexit” se preparan para la posibilidad de que no logren un acuerdo con Londres para su retirada y advierten de que el tiempo apremia para sellar un pacto.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE