Maracaibo, Venezuela -

Mundo

La guerrilla comunista de Filipinas pone fin a cinco meses de alto el fuego

miércoles 01/02/2017
9:26 AM
  • EFE/Foto: Referencia

  • @versionfinal

  • Archivo

La guerrilla comunista filipina Nuevo Ejército del Pueblo (NEP) anunció hoy de manera unilateral el fin del alto el fuego de carácter indefinido que había suscrito hace cinco meses con el Gobierno del presidente, Rodrigo Duterte.

La tregua en vigor desde finales de agosto “expirará de forma efectiva el 10 de febrero a las 23.59” hora local (15.59 GMT), advirtió el NEP en un comunicado de su Comité Central y Comando Nacional de Operaciones.

Desde entonces “se ordenará a los mandos territoriales y unidades del NEP que tomen plenamente la iniciativa en planificar, coordinar y ejecutar campañas militares y ofensivas tácticas” contra el Ejército, la policía, paramilitares, narcotraficantes, espías y otros grupos armados, según el escrito.

El brazo armado del ilegal Partido Comunista atribuyó su decisión a que el Gobierno de Duterte, con quien mantiene negociaciones desde hace meses, “no ha cumplido con su obligación de amnistiar y liberar a todos los presos políticos” de la organización.

Además, acusó a las Fuerzas Armadas de Filipinas de perpetrar “acciones hostiles, provocaciones o movimientos, vigilancia y otras operaciones ofensivas” disimuladas como operaciones de paz o antidroga bajo el paraguas del alto el fuego.

El NEP, calificado de grupo terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, expresó, no obstante, su disposición a seguir negociando con Manila para poner fin al conflicto armado que ha causado cerca de 30.000 muertos en los últimos 47 años.

El Gobierno de Duterte y el Frente Democrático Nacional de Filipinas (NDFP), que representa a la rebelión comunista, acordaron en Oslo hacer indefinido un alto el fuego previo y promover la amnistía de presos políticos para dar inicio a las negociaciones de paz.

Ambas partes abrieron a mediados del mes pasado en Roma la tercera ronda de estas negociaciones, en la que los comunistas ya amenazaron con poner fin a la tregua debido a supuestas violaciones del acuerdo bilateral por parte del Ejecutivo filipino.

El jefe negociador del Gobierno y asesor de la Presidencia para el Proceso de Paz, Jesus Dureza, expresó hoy su “consternación” por la decisión unilateral de la guerrilla y anunció que no tiene intención de romper el alto el fuego.

“Vamos a recomendar al presidente Rodrigo R. Duterte que el Gobierno mantenga el alto el fuego unilateral”, expresó Dureza en un mensaje en su cuenta de Facebook, bajo el argumento de que esta postura “proporcionará un entorno propicio para las conversaciones de paz en curso”.

Al mismo tiempo, sin embargo, instó a las Fuerzas Armadas y los cuerpos de seguridad del país a “seguir siendo implacables en su campaña para proteger a los civiles de la destrucción y el terrorismo”.

El proceso de paz entre el Gobierno y los comunistas en Filipinas ya sufrió un fuerte revés el pasado 21 de enero, cuando rebeldes y soldados protagonizaron varios intercambios de disparos al sur del país en un incidente en el que murió uno de los guerrilleros.

Esto ya supuso, según los analistas, una ruptura de facto de la tregua tras cinco meses sin enfrentamientos y dio lugar a otras escaramuzas menores entre ambas partes en los días posteriores.

“Comprendemos que esta situación, con diversos incidentes, se ha vuelto insostenible sin las directrices y protocolos que proporciona un alto el fuego bilateral”, afirmó Dureza, que expresó su deseo de “forjar un acuerdo de tregua sostenible”.

El NEP, una guerrilla de inspiración maoísta fundada en 1969 con el objetivo de derrocar al Gobierno, cuenta con unos 6.000 combatientes regulares y en las últimas décadas ha perpetrado numerosos atentados, asesinatos, secuestros y extorsiones.

Aparte de los guerrilleros comunistas, que operan en varios lugares del país, Filipinas sufre la violencia de grupos islamistas como Abu Sayyaf o el Grupo Maute, que se concentran en el sur del archipiélago.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE