Maracaibo, Venezuela -

Mundo

El presidente de la Cámara de Representantes de los EE. UU. no buscará la reelección

Aunque los rumores sobre su posible marcha habían planeado sobre Washington en las últimas semanas, el retiro de Ryan sacudió a la capital estadounidense al tratarse de una de las estrellas emergentes de los republicanos, al menos hasta la victoria del magnate en las elecciones presidenciales de 2016

miércoles 11/04/2018
3:33 PM
  • EFE

  • @VersionFinal

  • Archivo

El presidente de la Cámara de Representantes de EE.UU., Paul Ryan, anunció hoy que no buscará su reelección el próximo noviembre, una decisión que pone en duda el compromiso de los legisladores republicanos con el rumbo político que ha tomado el país tras la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca.

Aunque los rumores sobre su posible marcha habían planeado sobre Washington en las últimas semanas, el retiro de Ryan sacudió a la capital estadounidense al tratarse de una de las estrellas emergentes de los republicanos, al menos hasta la victoria del magnate en las elecciones presidenciales de 2016.

En una rueda de prensa, Ryan achacó a cuestiones personales su decisión de abandonar el puesto cuando concluya su actual mandato, como ya había adelantado su asesor, Brendan Buck, en un comunicado, sin embargo, los analistas consideran que su salida de la elite política está más relacionada con la fractura que ha sufrido su partido tras Trump.

“El tiempo de Ryan como presidente de la Cámara Baja ha sido más frustrante de lo esperado, en gran parte debido a los intereses encontrados dentro de su propio partido”, explicó hoy a Efe el profesor de Ciencia Política de la Universidad Northern Iowa, Christopher Larimer.

“Esperaba desacuerdos y rechazo de parte de los demócratas, pero el rechazo de los miembros más conservadores de su propio partido fue más extremo de lo esperado y en última instancia detuvo su agenda política, lo que creo ha contribuido a la decisión que anunció hoy”, agregó.

El todavía presidente de la Cámara de Representantes se mostró tajante al negar que una posible victoria demócrata en las elecciones legislativas de noviembre haya tenido que ver “en absoluto” con su decisión ya que cree que a la actual mayoría de su partido le espera un “futuro muy brillante”.

Pero lo cierto es que los demócratas están ganando terreno a los conservadores según las encuestas, y ya les han arrebatado varios escaños importantes en diversas elecciones especiales.

Ryan llegó al Congreso con apenas 29 años, e incluso se postuló como candidato a la Vicepresidencia del país junto a Mitt Romney en 2012, cuando contaba con apenas 42.

Tras la salida de John Boehner al frente de los republicanos de la Cámara de Representantes en 2015, fue elegido por sus colegas como su líder al ser considerado un símbolo de unidad entre las distintas facciones del partido y una promesa del “aparato del partido”.

Sin embargo, cuando Trump presentó su candidatura a la Casa Blanca, Ryan tardó en darle su respaldo como aspirante presidencial, especialmente por tratarse de un “outsider” que atacaba activamente al “aparato del partido”.

Inseguro por la deriva que podría llevar a los republicanos, el congresista tuvo que aceptar al nuevo presidente, y tras su victoria decidió alinearse con el mandatario pese a sus constantes desacuerdos.

Ryan apoyó a Trump en su agenda política, impulsando sus intentos infructuosos de derogación de la reforma sanitaria del expresidente Barack Obama, así como colaboró estrechamente con él en la reforma fiscal, el mayor éxito legislativo del mandatario.

Pero el republicano decidió alejarse del multimillonario en otros aspectos, como la investigación de la trama rusa, y ha condenado en diversas ocasiones los constantes ataques de Trump al fiscal especial para el caso, Robert Mueller.

Respecto a sus aspiraciones políticas -algunos piensan que podría presentarse a la Presidencia- Larimer recuerda que el congresista, ya como presidente de la Cámara Baja, cedió en “algunos compromisos” con el ala más extremista de su partido, por lo que la percepción popular de su gestión “ha cambiado considerablemente desde las elecciones de 2012”.

“Antes de esa elección, la gente a menudo hablaba de él como un político interesado en una reforma presupuestaria seria y capaz de unir a ambos partidos para impulsar reformas políticas significativas”, pero no ha sido así, agregó.

El líder de la minoría demócrata en la Cámara Alta, Chuck Schumer, aseguró tras conocer su decisión que comprendía “sus frustraciones” al frente del liderazgo conservador, y deseó que sin la presión de buscar ser reelegido en las elecciones legislativas de este noviembre haga uso de “su libertad política”.

“Cuando (Ryan) tiene tanta gente intransigente en su grupo, que dice ‘es a mi manera o no es’ (…) el trabajo es difícil”, dijo Schumer en el pleno del Senado.

“Ahora, con su nueva libertad política, espero que el presidente de la Cámara Baja use su tiempo restante en el Congreso para liberarse de estas facciones duras y de derechas que tanto lo han atormentado y han impedido que el Congreso logre hacer cosas reales”, añadió.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE