El diario plural del Zulia
TOPE AMERICARGO

Dos muertos deja ataque de fuerzas del gobierno en Nicaragua

Fuerzas militares asedian iglesia en Managua, con estudiantes atrincherados. El nuncio apostólico y obispos nicaragüenses realizan gestiones para lograr la liberación de los estudiantes

Un enfrentamiento con pobladores manifestantes, que tenían bombas artesanales, dejó un policía y un civil muertos en Monimbó, Masaya, según la Asociación Nicaragüense pro Derechos Humanos. Los paramilitares y policías usaron «armas de alto calibre», agregó.

Terrible lo que está pasando. Sentimos impotencia. El gobierno se endurece cada día más. Habla de paz con violencia, comentó a la AFP la presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), Vilma Núñez.

Mientras ocurría el ataque en Monimbó, el presidente Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo culminaban el recorrido de una caravana de vehículos de seguidores, que no pudo entrar a ese aguerrido barrio de Masaya, donde pobladores están atrincherados en resistencia al gobierno.

Invitamos a todos (…) a que tomemos el camino de la paz que es el único que nos va a dar tranquilidad, exhortó Ortega frente a la estación policial de Masaya, fuertemente custodiado.

La caravana conmemoró el histórico «repliegue», una gesta guerrillera previa al triunfo de la insurrección popular que, encabezada por el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), derrocó al dictador Anastasio Somoza en 1979.

En Managua, una iglesia donde están atrincherados decenas de estudiantes que protestan contra Ortega, seguía el sábado bajo asedio tras ser atacada a balazos por fuerzas del gobierno nicaragüense, en medio de un conflicto que en tres meses deja más de 270 muertos.

El hostigamiento a la parroquia Divina Misericordia, en el suroeste de la capital, comenzó a eso de las 23H00 GMT del viernes, tras un ataque de policías y paramilitares a la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN), al lado del templo.

Nos quieren matar», «estamos rodeados», «ayúdennos», gritaban jóvenes desesperados, entre el ruido de las balas, en los momentos de mayor tensión hacia la medianoche, según transmisiones en vivo de tres periodistas locales atrapados en la iglesia.

Uno de ellos reportó esta madrugada que las autoridades cortaron la electricidad en la zona, lo que aumentó el temor dentro de la parroquia.

El nuncio apostólico Stanislaw Waldemar Sommertag y obispos nicaragüenses realizan gestiones para lograr la liberación de los estudiantes.

El paro de 24 horas del viernes, el segundo tras el del 14 de junio -que dejó cuatro fallecidos-, fue convocado por la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, que reúne a grupos de la sociedad civil, como parte de una estrategia de tres días de presión contra Ortega.

Ya en la primera jornada, el jueves, miles marcharon en Managua y en otras ciudades, con saldo de cuatro policías y un civil muertos en el municipio Morrito, en el sureste del país.

 

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...