Maracaibo, Venezuela -

Mundo

Dos meses separan a Colombia de la paz

lunes 11/01/2016
7:49 AM
  • El Tiempo/Foto: Archivo

  • @versionfinal

  • Archivo

A dos meses de la posible firma del fin del conflicto, al Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) les queda todavía por definir dos puntos completos de la agenda y algunos aspectos pendientes de los cuatro temas acordados durante estos tres años de negociaciones.

La mayor atención del proceso estos dos meses se concentrará en “fin del conflicto” y mecanismos para la “implementación, verificación y refrendación”, que son los puntos que quedan de la agenda para cerrar definitivamente la confrontación armada. Pero a renglón seguido la mesa de La Habana tendrá que ocuparse de los asuntos que han dejado sin resolver en los demás puntos (desarrollo agrario, participación política, drogas ilícitas y víctimas y justicia).

Los puntos pendientes de la agenda representan temas clave de la negociación, pues en ellos se definirán las condiciones en las que las FARC regresarán a la vida civil y las herramientas con las que los colombianos expresarán su respaldo a lo acordado.

Durante los tres años de proceso las partes han dejado observaciones a los acuerdos, sin embargo, el jefe negociador del Gobierno, Humberto de la Calle, ha insistido en que varias de las anotaciones planteadas por las FARC “no hacen parte del Acuerdo General”.

Para el director del Observatorio del Proceso de Paz de la Universidad Nacional, Alejo Vargas, “hay temas pendientes indispensables, pero hay otros que corresponden a posiciones políticas y que podrían dejarse como constancias al acuerdo final”.

Puntos pendientes
Fin del conflicto: Este punto de la agenda definirá las condiciones para el desarme de las Farc, el posible cese del fuego y de hostilidades bilateral y definitivo y los mecanismos de verificación de esta medida. También se deberán pactar las condiciones para las zonas en las que los guerrilleros se concentrarían luego de terminada la negociación. Según el presidente Juan Manuel Santos, estas podrían ser entre “siete o diez y la guerrilla está pensando en un número más alto”. En este punto se pactarán, además, los detalles sobre la reincorporación de las Farc a la vida civil.

El año pasado se constituyó una subcomisión de militares y líderes guerrilleros que viene analizando este punto y que trabaja de manera paralela con la mesa de negociación. Ambas partes han avanzado en medidas de construcción de confianza.

Implementación, verificación y refrendación: Ambas partes deberán acordar el instrumento para que los ciudadanos refrenden lo pactado. El Gobierno impulsó una ley estatutaria para regular un plebiscito para la paz, que está pendiente de la revisión constitucional. Sin embargo, las FARC insisten en la constituyente como herramienta refrendataria.

Para la implementación, el Congreso discute un acto legislativo que busca agilizar el trámite de los proyectos de ley y reformas para desarrollar lo pactado. La guerrilla tampoco ha manifestado su acuerdo con este instrumento.
En cuanto a la verificación, el Presidente pidió al Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU) un mandato especial que permita verificación del cese de hostilidades por parte de este organismo. En Cuba hay un delegado de la ONU y otro de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) que asesoran este tema.

Temas sin resolver en los acuerdos
Desarrollo agrario: Uno de los temas pendientes es la explotación minera y su incidencia en el desarrollo del campo, algo en lo cual las FARC insisten. Según Alejandro Reyes, asesor oficial en este punto, “el Gobierno no ha aceptado discutir este tema”. También restaría por aclarar la extensión del fondo de tierras, el cual busca que haya predios para toda la población rural.

Participación política: En este punto se acordó que se crearán unas “circunscripciones transitorias especiales” en la Cámara de Representantes para aquellos territorios que han sido más golpeados por el conflicto. Sin embargo, falta definir dónde serán esas zonas, cuántas curules tendrán y por cuanto tiempo existirán. Tampoco está claro cómo se conformará la comisión de expertos que harán las recomendaciones para la reformas al sistema electoral.

Drogas ilícitas: Aunque muchos analistas coinciden en que este es uno de los puntos más completos, hay temas pendientes, entre ellos la manera como las FARC apoyarán la lucha contra el narcotráfico. “Hay que definir cómo van a contribuir a la sustitución de cultivos ilícitos y a la desarticulación de estructuras criminales vinculadas con el narcotráfico”, aseguró el experto en seguridad y narcotráfico, Juan Carlos Garzón. Tampoco hay una definición sobre la conexidad del narcotráfico con el delito político.

Víctimas y justicia: En el acuerdo sobre este tema no quedó establecido el mecanismo para elegir a los magistrados que conformarán el tribunal especial para la paz, encargado del juzgamiento a guerrilleros, militares y no combatientes. Según se ha dicho, entre estos juristas también podría haber algunos magistrados extranjeros.
No hay certeza sobre cómo se realizará la reparación material de las víctimas por parte de las FARC. En recientes declaraciones, ‘Iván Márquez’ aseguró que la guerrilla de las FARC “no tiene plata”.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE